RIBEIRA – Ángeles de la guarda desde el aire y en el mar

Alberto Núñez Feijóo presidió el acto de conmemoración del 25 aniversario del Servizo Aéreo de Rescate

P20 F1

DSC_1222

DSC_1285

DSC_1307

DSC_1331

DSC_1351

El Servicio Aéreo de Rescate cumple este año sus bodas de plata y la Xunta ha querido celebrarlo por todo lo alto con un acto conmemorativo en el puerto comercial de Ribeira y con la presencia del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y la conselleira do Mar, Rosa Quintana, y el alcalde, Manuel Ruiz, además del subdelegado del Gobierno en A Coruña, Jorge Atán, y el subdirector del Servizo de Gardacostas, Lino Sexto. Todo arrancó con una exhibición de labores de salvamento desde el helicóptero “Pesca 2”, al que le siguió la realización de una ofrenda con el lanzamiento al mar de una corona de flores por parte de uno de los rescatadores en memoria de todas aquellas personas a la que durante este tiempo no pudieron salvarles. En este sentido, según el mandatario gallego, «do seu recordo xorde a profunda vocación de mellora que está no ADN deste equipo». Y se mostró convencido de que seguirán llevando durante muchos años por toda la costa gallega los valores que resume a la perfección uno de sus lemas: “non deixar que nunca ninguén quede atrás”.

DSC_1418

DSC_1421

DSC_1425

DSC_1434

DSC_1449

DSC_1452

DSC_1454

DSC_1460

P20 F3

Tras los saludos de cortesía entre los presentes, se desarrolló el
acto institucional, que consistió en la entrega de una insignia que
representa unas alas distintivas de dicho servicio a unos 40
profesionales que acumulan 25 años o más en las labores de salvamento. Núñez Feijóo alabó el trabajo del sistema gallego de rescate en el mar, representado por el cuerpo de Gardacostas de Galicia, fruto de la unión en 2004 de los servicios de Busca e Salvamento y de Vixilancia Pesqueira para lograr una mejor coordinación. El presidente de la Xunta destacó el esfuerzo en la modernización de los dos helicópteros “Pesca” y la dotación de dos navíos punteros como el “Irmáns García Nodal” y el “Sebastián de Ocampo”, que forman parte de un equipamiento de otras 19 embarcaciones y 60 vehículos, además de 194 personas. Núñez Feijóo recordó varios episodios de rescate en los que los guardacostas intervinieron -el más reciente fue el pasado viernes- e incidió en la coordinación de todo el equipo, entre el que hay inspectores, subinspectores, pilotos, patrones de embarcaciones, marineros, mecánicos, operadores de grúa, rescatadores y técnicos de mantenimiento, y cuya atención constante y conocimiento del mar hacen posible que el tiempo de respuesta ante una emergencia, desde que se notifica hasta que el helicóptero despega, nunca sea superior a diez minutos.

DSC_1500

DSC_1509

DSC_1527

DSC_1541

Feijóo incidió en que esa cooperación está detrás del éxito  de los Gardacostas de Galicia, cuya comunicación con cuerpos como Inspección Pesqueira, la Policía, la Guardia Civil o Vigilancia Aduanira también hacen posible avanzar en la lucha contra el furtivismo o el narcotráfico. Por eso, el presidente autonómico aseguró que Galicia cuenta con unos servicios de emergencias de referencia mundial gracias a la evolución paralela de los medios materiales y humanos con los que cuenta este equipo.

DSC_1477

DSC_1553

El momento emotivo del acto tuvo lugar cuando se reencontraron el coruñés José María de Urda Muñoz, de 31 años que, cuando tenía 7 años, se convirtió en la primera persona a la que rescataron, y Luis Suárez, el piloto del helicóptero que lo trasladó el 14 de enero de 1991 de Santiago a Madrid para poder someterlo a un trasplante al aparecer un donante en un momento en que la salud del paciente había empeorado. También se volvió a encontrar con Fernando Novoa, la persona que organizó ese traslado entre las capitales gallega y estatal. Desde entonces, este servicio rescató a más de 1.500 personas.