RIBEIRA – La iglesia de Palmeira estuvo abarrotada para dar la última despedida a su párroco, Ricardo Villaverde Gómez

De multitudinaria se podría calificar la despedida que los vecinos de Palmeira le tributaron durante el funeral celebrado en la iglesia parroquial, con la presencia de medio centenar de curas y que presidió el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, al que durante los últimos 27 años fue su párroco, Ricardo Villaverde Gómez, que falleció el martes en la casa rectoral palmeirense a los 91 años. Sus restos mortales ya reposan en el cementerio de Santa María Magdalena de Ponte Ulla.

Anuncios