RIANXO – Investigan una posible alcoholemia del conductor que supuestamente ocasionó el accidente mortal en la autovía

Efectivos de medios de emergencias movilizados indicaron que el hombre presentaba síntomas que hacen sospechar de esa circunstancia

P18 F1

La Guardia Civil de Tráfico investiga si el conductor que supuestamente provocó el brutal accidente registrado poco después de las diez y media de la noche del domingo, a la altura del kilómetro 13 de la Autovía do Barbanza, en Rianxo, y que supuso el fallecimiento de la pareja que iba en el coche contra el que impactó frontalmente, iba bajo los efectos de bebidas alcohólicas. Se sospecha que esa circunstancia pudo ser una de las causas principales de que su vehículo, un BMW 320d con matrícula C-0372-BZ, entrara en dicha carretera en el acceso de Catoira en sentido contrario, es decir, por el vial de salida y condujera de forma incorrecta durante un par de kilómetros, llegando a cruzarse con varios vehículos que pudieron reaccionar para esquivarlo, e incluso alertaron de lo que estaba pasando a través de ciertos grupos de mensajería, pero parecía que ya era tarde.

Por el momento, no ha trascendido ningún detalle concreto sobre ese extremo y habrá que esperar a conocerse el resultado de los análisis de sangre para que se pueda confirmar. De todas maneras, algunos efectivos de los equipos de emergencias que se movilizaron para atender dicho siniestro indicaron que los síntomas que presentaba parecían indicar que iba ebrio. En este accidente fallecieron el conductor de un Skoda Felicia con placas PO-4520-BL, Antonio Collazo Moares, de 39 años y vecino del lugar de Quintáns, en la parroquia rianxeira de Isorna, y su pareja y acompañante, María Asunción Camino Sanz, de 40 años y natural de Madrid. Su vehículo se incendió tras el virulento impacto frontal y los conductores de otros vehículos que circulaban por la misma calzada en dirección hacia Padrón fueron los que se encargaron de sacarlos del mismo, pero los intentos por salvarles la vida resultaron infructuosos. Por su parte, el piloto del BMW, cuya identidad responde a las iniciales M.V.G., de 70 años y de Cures (Boiro), permanecía al cierre de este post en estado grave en el Hospital Clínico de Santiago.

El hecho de que este último vehículo entrase por dirección prohibida en la Autovía do Barbanza, algo que ya ha sucedido en, al menos, un par de ocasiones más en lo que va de año -hubo hechos similares en otros accesos de esa misma infraestructura viaria-, ha abierto el debate sobre si la señalización es la adecuada y sobre la idoneidad de dichos accesos. Sin embargo, responsables de los cuerpos de seguridad precisaron que tal y como están configurados
los accesos en ese punto concreto resulta muy difícil que se entre en dirección contraria, salvo que se de la vuelta a la rotonda en el sentido contrario. De todos modos, algunos conductores reclamaron que, como consecuencia de lo sucedido en varias ocasiones, se analice la situación de esos accesos.