RIBEIRA – La lancha de recreo que impactó con una batea frente a Castro-Catía sufrió una vía de agua de casi dos metros de largo

P16 F3

La embarcación de recreo que pasadas las seis y media de la tarde de este martes colisionó por estribor contra una batea del polígono situado frente a la playa de Castro-Catía, en el litoral aguiñense, sufrió una vía de agua de casi dos metros de longitud. La pericia de dueño de la lancha de unos cinco metros de eslora evitó que el impacto contra la mejillonera fuera con la proa, lo que podría tener más graves consecuencias para las misma y sus dos tripulantes  -padre e hijo-, de los cuales el de menor edad (22 años) sufrió heridas, en concreto una fuerte contusión con hemorragia externa en la nariz.

La rapidez con la que intervinieron evitó que la lancha se fuera al fondo, pues lograron amarrarla a tiempo a la batea. Ambos llevaban trajes de neopreno, algo que contribuyó para que se pudieran mantener a flote durante bastante tiempo, hasta que remataron las labores para asegurar la lancha y lograron encaramarse a la citada estructura de
madera a la espera de ser rescatados por la embarcación “Salvamar Sargadelos”, de Salvamento Marítimo y con base en el puerto de la capital barbanzana. Fue esta última la que rescató a los dos tripulantes, un hombre de mediana edad y su hijo, y remolcó a la lancha de recreo hasta la zona de reparaciones y mantenimiento del náutico ribeirense.