RIBEIRA – El coche siniestrado en García Bayón dejó una marca de frenada antes de saltarse un Stop en la Avenida das Carolinas

IMG_20160517_221557

El joven conductora del Renault Megane0312-FWG, cuya identidad responde a las iniciales E.F.M., de 24 años, que sufrió un aparatoso accidente registrado a las diez menos diez de la noche de este martes en la Avenida García Bayón, de Ribeira, arrojó unas tasas de alcohol de 0,93 y 0,94 en las pruebas -casi cuatro veces superior a la máxima permitida- a las que le sometió la Policía Local, que instruye las diligencias y que, por ello, la denunció por un delito contra la seguridad vial. Ese coche procedía de la Avenida das Carolinas, en cuyo tramo final antes de las señales horizontales de «Stop» dejó una frenada, pero siguió hasta impactar con una piedra y un árbol de la jardinera, para luego detenerse en medio de un carril de la calzada. Varios trozos de la carrocería quedaron esparcidos por la zona, incluido el parque infantil. Además de la Policía Local, que instruye el atestado y que se vio obligada a cortar por completo la circulación rodada en ese tramo hasta que una grúa retiró el vehículo siniestrado. También acudió una ambulancia del 061, que evacuó a la automovilista hasta el Hospital do Barbanza, y los Bomberos del parque comarcal ribeirense que se encargaron de dejar expedita la vía con la retirada de los restos del turismo que quedaron diseminados por la zona.