RIBEIRA – La labor de Vicente Fernández pervive incluso campo a través

Cerca de 1.100 alumnos participaron este viernes en la prueba deportiva que llevará siempre el nombre del malogrado profesor del colegio Bayón

P18 F1

“Grazas Vicente, porque estamos aquí por ti”. Con estas palabras concluyó la alocución de la profesora Pilar García en nombre de todos sus compañeros del colegio ribeirense Bayón en el acto oficial de entrega de obsequios a la representación de los participantes en el campeonato escolar de campo a través “Vicente R. Fernández García”. Se trata de torneo incluido dentro del programa Xogade-Xogos Galegos Deportivos en Idade Escolar, impulsado por la Secretaría Xeral para o Deporte, con el que se pretende mantener vida su memoria y la labor que desarrolló con la máxima implicación en su profesión, el deporte, la música y, sobre todo, hacia los más desfavorecidos. El cálido aplauso que le brindaron los casi 1.100 alumnos participantes lo dijo todo ante su emocionada compañera, Carmela Cerecedo, y su hijo Antón.

Pilar García subrayó que nadie como el malogrado Vicente Fernández representa tanto los valores de sacrificio, afán de superación, compañerismo y solidaridad tan necesarios en la sociedad actual y que en centros educativos y escuelas deportivas tratan de inculcar a los niños. “Vicente non pasou pola vida como un mero espectador, senón que participaba con entusiasmo en todos aqueles retos que se lle presentaban, e era unha fonte de inspiración para os seus alumnos, os seus compañeiros e amigos”, matizó la profesora.

A la vez dijo que el hecho de que esta actividad, que ayer se desarrolló en el complejo deportivo de A Fieiteira y el monte cercano, en Ribeira, no es una casualidad sino “unha digna homenaxe”, que desde el colegio Bayón quisieron agradecer a todas las entidades que los reunieron en este torneo. Además de escolares de dicho colegio, participaron de la AD Barbanza, los colegios de Artes, O Grupo, Frións, A Milagrosa, Galaxia (Ribeira), Santa Baia, Santa María do Castro (Boiro) y Rosalía de Castro (Padrón) y los institutos Leliadoura (Ribeira) y Praia Barraña (Boiro) que, según su categoría,  dieron una, dos o tres vueltas a un circuito de 1.600 metros.

Pilar García indicó que recordar siempre duele, pero olvidar es imposible, y agregó que la prueba más evidente de que “Vicente segue vivo” es ver a todos estos niños reunidos en A Fieiteira bajo un sentir común: “afrontar os retos con ilusión e deportividade como fan nesta carreira e como esperamos que fagan tamén na vida”, subrayó la profesora.