RIANXO – Detienen al pobrense “Poalleira” por un delito contra la seguridad del tráfico al dar positivo en la prueba de alcoholemia

Este conocido delincuente también fue denunciado por vía administrativa al tener caducado el carné de conducir y por no llevar puesto el cinturón de seguridad
IMG_20150914_011514
El pobrense Francisco Javier I.S., de 50 años y conocido popularmente como “Poalleira”, parece que no aprende y, una vez tras otra, sigue acumulando denuncias que no hacen pensar otra cosa que no sea que quiere que lo manden una temporada a la cárcel. Después de que la Guardia Civil de Boiro lo dejase a las tres de la tarde del sábado en libertad por orden de la juez de guardia, tras su detención bajo la imputación de un supuesto delito de abusos sexuales a una joven boirense discapacitada, pudo ser visto a las pocas horas por Rianxo, en donde tuvo otro encontronazo por un nuevo comportamiento fuera de la ley. Eran las seis y media de la tarde de ese mismo día, 12 de septiembre, cuando ese individuo circulaba a los mandos de un vehículo Renault Megane de color amarillo y con matrícula de Madrid por la Rúa Rosalía de Castro. Lo hacía a una velocidad anormalmente reducida, formando una larga caravana detrás de él que llegó a superar la distancia de un kilómetro, según indicaron algunos testigos. Ese vehículo es propiedad de la pareja del individuo que iba en el asiento de copiloto y que no tiene permiso de conducir.
La Policía Local rianxeira lo interceptó antes de que llegase al entorno de la Praza Castelao. Nada más tenerlo delante, los agentes municipales se percataron de que presentaba una evidente sintomatología de estar bajo los efectos de bebidas alcohólicas. Unos momentos antes de darle el alto, los agentes municipales recibieron varias llamadas que alertaban de la presencia de dicho vehículo circulando de manera irregular, tanto por hacerlo muy lento como desplazándose de una lado al otro del carril, por la carretera de titularidad provincial DP7202, de Rianxo a Burés por Asados,en dirección de entrada al casco urbano, a la altura de O Pazo.
En las pruebas de alcoholemia que le practicaron a continuación, el conductor do vehículo arrojó una tasa de 0,87 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, por lo que los agentes procedieron a su detención y se le imputó un delito contra la seguridad del tráfico, tras lo cual se le dejó en libertad y fue citado para un juicio rápido previsto para este lunes en los juzgados de Padrón. Del mismo modo, también se le denunció por vía administrativa sl comportarse indebidamente en la circulación con una conducción negligente, haciéndolo sin usar el cinturón de seguridad y por tener caducado el permiso de conducir.