A POBRA – Roban dinero en una céntrica mercería y en un coche estacionado tras causar diversos daños

pizpireta-1
 
Los vecinos de A Pobra están cada vez mucho más preocupados por los robos con fuerza que se vienen registrando en la localidad en los últimos meses. En la reunión de la junta local de seguridad celebrada hace un mes ya se dejó constancia del incremento en un 50% en la cifra de sustracciones, daños y otros delitos contra el patrimonio, en el primer semestre del 2015 con respecto al mismo periodo del año pasado. El Ejecutivo local llegó a manifestar que ese aumento era “significativo pero no preocupante” ya que, puntualizó, se partía de unos niveles bajos de delincuencia. Esa no parece ser la misma percepción que tienen los ciudadanos y empresarios, que observan como casi a diario se registra un robo, si es que no son más. Esto último es lo que sucedió en la madrugada de este domingo con la comisión de un par de robos, uno en una tienda y otro en un vehículo.
 
Del primer de ellos se tuvo conocimiento en torno a las dos y media de la tarde de ayer cuando unos vecinos detectaron que estaba roto el cristal de la puerta principal de la mercería Pizpireta, ubicada en el número 2 de la Rúa Gasset, en pleno centro de la villa pobrense. Vieron pasar un coche patrulla de la Policía Local y le dieron el alto, y seguidamente se dio traslado de lo sucedido tanto a la dueña del establecimiento como a la Guardia Civil. Al parecer, unos ladrones rompieron el sistema de apertura mecánica de la verja que da acceso a dicho negocio y luego rompieron el vidrio de la puerta con una piedra, que fue localizada en ese mismo lugar, y se llevaron el dinero de su dueña dejó de cambio, según un inventario provisional. Su propietaria no ha presentado todavía la denuncia, pero posiblemente lo haga a lo largo de la jornada de este lunes en el puesto pobrense de la Benemérita.
 
coche-robo-1
 
Por otro lado, el dueño de un Opel Astra, que estaba aparcado en la Rúa Tetuán, advirtió en torno a las doce y media de la mañana de este domingo que le habían roto el cristal de la ventanilla del lado del copiloto. En una inspección efectuada a continuación, pudo comprobar que no sólo se trataba únicamente de esos daños, sino que también le habían robado la cartera con unos 40 euros y diversa documentación. Según relató algún residente de esa zona, el propietario del vehículo puso los hechos en conocimiento de los agentes municipales de A Pobra, que realizaron un informe de los hechos, que incluyó alguna fotografía de los daños en el automóvil. El dueño del coche quedó en presentar la correspondiente denuncia en el puesto de la Guardia Civil de la localidad pobrense.
 
Según indicaron algunos residentes, durante la madrugada del domingo pudieron ver como en algún momento como una serie de conocidos delincuentes de la villa estuvieron merodeando por las inmediaciones de la mercería Pizpireta en la que se registró el robo con fuerza. Sin embargo, puntualizaron que ello es algo que se produce con bastante frecuencia, por lo que tampoco llegaron a sospechar que estuvieran planificando algún acto delictivo.