O BARBANZA – Dudosa alerta sobre un coche en dirección contraria por la Autovía do Barbanza

Pasadas las seis y cuarto de la tarde de este domingo comenzó a circular por diferentes sistemas de comunicación un mensaje que alertaba sobre un vehículo que circulaba en dirección contraria por la Autovía do Barbanza, en la calzada entre Padrón y Ribeira, y que fue visto a la altura de Boiro. Un particular alertó por teléfono al Centro de Atención de Emerxencias 112 Galicia sobre esa supuesta incidencia. El interlocutor indicaba que un familiar le había mandado un mensaje avisándole de esa circunstancia.

Este aviso hizo que se suscitase una gran preocupación, máxime teniendo en cuenta que el domingo pasado se registró un accidente por una colisión frontal entre dos vehículos en la AG-11, a la altura del municipio de Rianxo, en el que uno de los automóviles implicados circulaba en dirección contraria y en el que murió la pareja ocupante del otro automóvil.

Las comprobaciones realizadas por el 112 Galicia permitieron determinar que se trataba de un rumor o una falsa alarma, pues ni tan siquiera en el centro de control y mantenimiento de dicha infraestructura, con cámaras que recogen todo lo que sucede en sus alrededor de 40 kilómetros, tenían constancia de ese hecho. ´Según indicaron algunas fuentes a la redacción de “loqueyotedigo”, desde el 112 no se movilizó ningún operativo y no le dieron mayor importancia, pese a que ese mensaje se empezó a hacer viral y generó una alarma que, por lo visto, era innecesaria.

Según fue pasando el tiempo, el mensaje sobre ese supuesto vehículo en dirección contraria se fue extendiendo y pasó de unas manos a otras a gran velocidad. En los primeros minutos transcurridos había una gran inquietud entre quienes leían ese mensaje y todos esperaba como agua de mayo unas novedades que no llegaban. Ello hizo que se fuera perdiendo interés por la evolución de esa situación, aunque hubo algunos que intentaron alimentarla, añadiendo un par de horas después del primer aviso ciertas información como la marca y color del vehículo -un Audi blanco-, que incluso había chocado contra otro vehículo o que había sido interceptado, pero nada se pudo confirmar en ese sentido

Todo apunta a que lo ocurrido fue algo que malinterpretó algún testigo. De hecho, un vecino de Boiro de 38 años reconoció públicamente, a través de una red social. que fuera él quien se vio implicado en esa incidencia, pero que nada tenía que ver con meterse por un acceso en dirección contraria, sino que cogió algo de aceite o gasóleo en las ruedas, le trompeó el vehículo y que este último quedó mirando temporalmente en dirección opuesta a la de la marcha.