RIBEIRA -Con todo lujo de detalles, luces y sonido

La VI Concentración de Tuning arrancó ayer con la primeras pruebas, exhibiciones y el tradicional desfile nocturno por las céntricas calles de la ciudad

PCHECHU2 F2

DSC_0041

DSC_0051

IMG_20150905_173817

IMG_20150905_173828

IMG_20150905_173904

IMG_20150905_174645

IMG_20150905_174703

IMG_20150905_173752

IMG_20150905_173933

IMG-20150906-WA0000

IMG-20150906-WA0011

IMG-20150906-WA0001

IMG-20150906-WA0002

IMG-20150906-WA0010

IMG-20150906-WA0003

IMG-20150906-WA0005

IMG-20150906-WA0007

IMG-20150906-WA0006

IMG-20150906-WA0008

IMG-20150906-WA0012

IMG-20150906-WA0009

Ribeira empezó a recibir este sábado a los primeros participantes de la sexta edición de su concentración de tuning, organizada por el club GDC Tuning. Al cierre de este post ya se habían inscrito una treintena, pero para hoy se espera que lleguen muchos más. Entre las novedades de esta edición sobresalió un bólido llegado por carretera desde Valladolid, propiedad de la pareja formada por Luis Javier Salcedo y Laura Ruiz. Quien ha tenido la gran oportunidad de observarlo no encuentra parecido alguno con el Peugeot 206 que era originariamente, pues se le incorporó la parte frontal y os faros de un Toyota Celica, y los pilotos traseros son del modelo de un Renault Megane de 2013. Sobresale la pintura a mano alzada, las líneas de pan de oro y plata y el efecto mojado. Aunque no lo parezca está todo homologado y en junio superó la ITV.

Un modelo que repite es el Fiat Stilo del pontevedrés Iván Bervés, que incluye hasta 40 pantallas en llantas, motos, faros, puertas, ventanillas y en su interior. Hay otros vehículos que exhiben otras cualidades destacadas y que, a buen seguro, recibirán alguno de los más de 80 premios que está previsto que se repartan en la ceremonia de clausura y después de que un jurado técnico valore diferentes aspectos y los someta a pruebas determinadas. En torno a las once de la noche del sábado comenzó el desarrollo de la tradicional desfile desde el aparcamiento de la UAD en Coroso hasta el centro de la ciudad, para luego regresar al punto de partida. De ese modo, pudieron exhibir todo su potencial de luces y sonido, además de sus diseños, ante la mirada de los transeúntes y residentes.

Respecto al fin solidario de esta cita, ya se recogieron casi 50 kilos de tapones para el niño vigués Álex, que sufre leucomalacia periventricular con tetraparesia espástica, y con lo que se pretende poner un granito de arena para contribuir a financiar, en la medida de lo posible, los tratamientos y terapias que precisa, así como con 5 de los 15 euros que abona cada participante por su inscripción. Quienes quieran colaborar con esta iniciativa, también pueden hacer sus donaciones en una hucha instalada en el punto de concentración y que ya empezó a recibir las primeras aportaciones económicas.