RIANXO – La ANPA del colegio de Asados amenaza con no mandar a sus hijos a clase el próximo jueves si Educación no les asigna un profesor de apoyo en infantil

Los padres denuncian que tampoco se les ha dotado del maestro especialista en Audición e Linguaxe que precisan los escolares

PCHECHU1 F1

El próximo jueves, 10 de septiembre, comenzará el curso escolar en el colegio Ana María Diéguez, de Asados (Rianxo) y, de no cambiar las cosas, podría hacerlo sin alumnos en sus clases. Esa es unas de las medidas de presión que desde la Asociación de Nais e Pais de Alumnos (ANPA) “Fonte da Revolta” de dicho centro educativo están estudiando llevar a cabo para reivindicar que  se les asigne un profesor de apoyo como le correspondería al nuevo número de unidades de Educación Infantil, así como un maestro especialista en Audición e Linguaxe (AL) a tiempo completo, tal y como precisan los alumnos del colegio.

Cabe recordar que en mayo pasado, dicha asociación de progenitores reclamó, con el respaldo de 1.847 firmas de vecinos, una tercera aula de Infantil y un profesor de Audición de Linguaxe y que desde la Consellería de Educación indicaron que según las previsiones se podría atender la primera petición y se comprometió a analizar la segunda atendiendo a las necesidades concretas del alumnado. Desde la ANPA indicaron que pese a que no recibieron ningún tipo de respuesta oficial por parte de dicho departamento autonómico sobre las “ben motivadas esixencias desta comunidade escolar”, sus movilizaciones
fueron sólo parcialmente escuchadas con la asignación de un nuevo profesor de Educación Infantil para el curso 2015-2016, “despois de que a lexislación ao respecto fose incumprida por Educación durante o curso pasado, no cal os alumnos máis cativos de Asados foros escolarizados por riba das ratios establecidas”.

Los directivos de la ANPA «Fonte da Revolta» sostienen que esta nueva aula conlleva la dotación de un maestro de apoyo, que aún no se le asignó “como una manobra da Consellería  para evitar esa obriga”. Añadió que sólo cubre de forma parcial las reivindicaciones de la comunidad escolar ya que, a su juicio, se obvian las graves carencias educativas de los alumnos del colegio en cuanto a las necesidades de AL. “No curso pasado, os escolares valorados recibiron menos dun terzo das horas que segundo os informes dos equipos de orientación lles correspondían. Ademais, só estaban valorados os casos máis traves, dada a evidencia de que nin tan sequera se podían cubrir éste, obviando así os casos de menor importancia”, dijo. La ANPA sostiene que ni se corrigen las carencias más graves, ni se presta atención a las más leves. “A negativa tácita da Consellería de Educación ven a agravar o abandono e discriminación que os alumnos do centro veñen sufrindo”, precisó.