RIBEIRA – La sexta concentración de tuning tendrá marcado carácter solidario, para ayudar al duro y costoso tratamiento de un niño vigués para que pueda caminar

PCHECHU F1

La solidaridad del pueblo barbanzano es algo que nadie discute, como lo reflejan las múltiples iniciativas puestas en marcha para ayudar allí donde hace falta, ya sea en la comarca o más allá de sus fronteras. Es el caso de la concentración de tuning de Ribeira, que el próximo fin de semana -días 5 y 6 de septiembre- alcanzará su sexta edición y lo hará para colaborar en los duros y costosos tratamientos y terapias de un niño vigués Álex. Sufre una lesión llamada leucomalacia periventricular con tetraplegia espástica, que le impide mover sus pies y sus brazos con normalidad. Por ello, el club pobrense GDC Tuning, organizador del evento, donará 5 de los 15 euros de cada inscripción a este chiquillo. Además, pondrá una hucha con una foto de él para quien quiera hacer su aportación, incluyendo al público, e incluso habrá un puesto para la recogida de tapones.

Por lo que respecta a la concentración en si misma, comenzará a celebrarse a las 10.00 del sábado y rematará a las 18.00 horas del domingo. Se repartirán más de 80 trofeos para distinguir a los mejores interiores, exteriores, iluminación, llantas, pintura, aerografía, multimedia de los coches, entre los que se premiará al más ruidoso, y entre los clubes al más numeroso, al más lejano y al primero en inscribirse. Además de las diferentes pruebas que efectuará el jurado, como es tradición, el sábado a las 22.30 horas habrá un desfile nocturno que les llevará desde el aparcamiento de Coroso, donde se desarrolla el evento, pasando por García Bayón, Malecón, Rosalía de Castro y regreso al punto de partida. Se esperan participantes llegados de Portugal, Asturias, Castilla-León, Cantabria y Galicia.

Anuncios