A POBRA – Profunda consternación por la muerte de Vicente Fernández, herido grave hace dos meses en un fatídico accidente de bicicleta

La familia cumplió su deseo de no recibir flores, y que ese dinero se invierta en diversos material para los niños saharauis

Los tres ni??os saharauis posaron con sus familias de acogida de A Pobra antes de ser recibidos en el Concello	C.R.

Después de poco más de dos meses luchando la dura batalla por la vida, falleció el pobrense Vicente Ramón Fernández García, conocido por haber sido director del colegio Bayón, en Ribeira, entre otras cosas. Su muerte, que ha generado una profunda consternación en la comarca y en otros muchos puntos de Galicia, en los que también era muy querido, se produjo después de la medianoche de este jueves en la unidad de cuidados paliativos del Hospital Gil Casares, a donde fue trasladado el pasado día 21 desde el Clínico compostelano.

Sus restos mortales llegaron a las seis de la tarde de ayer al tanatorio de A Pobra para ser velado. Hasta allí acudieron cientos de personas llegados de varios puntos de la comarca y cercanías para expresar sus condolencias a la familia, sobre todo a su mujer, Carmela Cerecedo, y a sus hijos Antón y Uxía, además de a los hermanos y cuñados del malogrado profesor, a los que trataron de hacer más llevaderos estos duros momentos.

En el tanatorio se dieron cita los numerosos amigos que Vicente Fernández hizo a lo largo de sus 49 años, así como alumnos y otras personas con las que compartió la practica de aficiones como la música, el atletismo, el senderismo, la natación y el ciclismo, entre otras. Y subido a una bicicleta fue como el fatídico pasado 24 de junio, día de San Juan, sufrió un accidente en el tramo entre el cruceiro de Moldes y A Tomada de la AC-302. La fatalidad quiso que algo, que sigue siendo un enigma, se cruzase en su camino -no se descarta un posible desfallecimiento-, para que la rueda delantera se cruzase haciendo la tijera y que la trasera se levantase para lanzarlo por el aire hasta que su cabeza, en la que llevaba puesta el casco, impactó con el asfalto. Del mismo modo, sufrió politraumatismos en otras partes de su cuerpo, que hicieron que su estado fuera muy grave y delicado. La familia recordó ayer que los médicos hicieron lo humanamente posible para salvarle la vida, pero que nada surtió el efecto deseado.

Si ya fue numerosa la presencia de gente este jueves en el tanatorio, mucho más se prevé que sea a lo largo de este viernes, especialmente a las siete y media de la tarde, momento en que está previsto que tenga lugar una ceremonia civil como última despedida a Vicente Fernández, y en la que quien lo desee podrá intervenir. La familia hizo cumplir su deseo de que no lleven flores en honor al fallecido, y que el dinero que iban a gastar lo destinen para los niños saharauis. De hecho, la asociación Solidaridade Galega co Pobo Saharaui facilitó su cuenta en la entidad financiera Abanca, ES51-2080-5409-1130-4011-3236, indicando “Vicente” como concepto, para efectuar el ingreso económico con que comprar libros para enviar a los colegios de los campamentos de refugiados de Tindouf, en Argelia.