RIBEIRA – La Diputación Provincial de A Coruña se interesa por resolver el deficiente estado del pavimento de un vial que atraviesa por el lugar de Campos

P20 F2

El malestar tanto de vecinos como de conductores en relación al deficiente estado en el que quedó un tramo de curvas de unos 100 metros de longitud de la carretera DP-7305, a su paso por el lugar de Campos, en la parroquia ribeirense de Carreira, ha encontrado respuesta en la Diputación de A Coruña. De hecho, Manuel Pequeño, diputado responsable provincial del área de Infraestructuras, en el que se incluyen Vías y Obras, se preocupó ayer por este asunto, contactando con la empresa que llevó a cabo los trabajos y que han dado por solucionada la incidencia, al haber secado el pavimento y realizado un barrido.

De todos modos, los residentes en el lugar y bastantes pilotos no estaban ayer nada conformes sobre el estado que presenta este trayecto, pues señalaron que ayer aún brillaba la mezcla bituminosa, que saltaba y se pegaba en los coches, y además aún  había gran cantidad de gravilla suelta, que incluso alcanzó las aceras y algunas casas. Añadieron que a última hora del jueves se instalaron señales para advertir de esto último, y el hecho de que aún no se hubieran retirado todavía es una demostración de que el problema persiste.