RIBEIRA – Un incendio en una papelera de un segundo piso y la densa humareda que generó obligan a desalojar las demás viviendas de esa planta por precaución, sobre todo al haber niños pequeños

DSC_0443

DSC_0345

Un amplio dispositivo de emergencias y numerosa gente se movilizó en torno a las diez y media de la noche de este sábado debido a un incendio urbano que se declaro en un segundo piso de la céntrica calle Cristóbal, concretamente en el situado en el número 42 -centro comercial, en pleno casco urbano de Ribeira. Al parecer, el fuego se registró en una papelera en un momento en el que no había nadie en el interior del inmueble y se empezó a generar una densa humareda que se extendió por la vivienda, Los vecinos empezaron a ver el humo y las llamas por lo que avisaron al Centro de Atención de Emerxencias 112 Galicia. Hasta el lugar se movilizaron las dotaciones de los parques comarcales de Bomberos de Ribeira y de Boiro, así como patrullas de la Policía Local y Nacional que, por precaución, ordenaron el desalojo de los inquilinos de las otras dos viviendas de esa misma planta, principalmente porque había niños pequeños en alguna de ellas.

DSC_0375

Pasadas las once de la noche, cuando los equipos de extinción ya habían derribado la puerta con la autorización policial, pues se desconocía lo que había dentro, así como apagado el fuego con agua y ventilado todo el edificio, llegó la persona que habita el piso en el que se registró el incendio y que había bajado a disfrutar de la noche de fiesta en la capital barbanzana. El fuego se registró en la mencionada papelera que había en un cuaeto utilizado como despacho y las se extendieron por el suelo y afectaron a algún mueble, como la parte inferior del escritorio.

DSC_0338

Algunos de los residentes en esa zona advirtieron que al tener que desplazarse todos los efectivos disponibles de los parques de Bomberos de la comarca para atender este incendio, se produjo una situación en la que en caso de haberse registrado otra incidencia no habría cerca medios disponibles para atenderla, por lo que creen muy necesario que se refuercen sus plantillas con más efectivos, tal y como se prometió para el parque de Ribeira, con un incremento de cinco profesionales, pero que aún no se hizo realidad.