A POBRA – Más control en las zonas peatonales

kh

El descontrol que se viene registrando en el uso de las zonas peatonales de A Pobra para circular con vehículos es algo a lo que el actual Ejecutivo local trata de ponerle remedio. Para ella ha elaborado una ordenanza reguladora en la que, como aspectos más destacados, sobresale la reducción de uso de estos espacios a propietarios o arrendatarios de plazas de garajes y a residentes y negocios, pero en este caso se delimita a 15 minutos el tiempo para labores de carga y descarga. Del mismo modo, se delimita a 20 kilómetros por hora la velocidad máxima a la que se puede circular por esas zonas. Esta propuesta contó con el respaldo del PP y abstención de BNG y PSOE, que entendían que se trata de una aprobación inicial y que hay un mes de exposición pública para presentar sugerencias. A las personas que estén autorizadas se les entregará una tarjeta como sucede con las plazas de minusválidos y la Policía Local velará por el cumplimiento de la ordenanza.

Esta misma postura es la que mantuvieron los grupos políticos en lo relativo al reglamento interno de acción voluntariado y en las bases reguladoras de ayudas a estudiantes para desplazamientos a centros educativos. En este último caso se establece el reparto de subvenciones en función de la renta, a lo que el PSOE planteó que se aplicase sobre los billetes del transporte, mientras que el BNG pidió que se contemple incluso para los que acudan a cursos en otras localidades.
En relación a una transferencia de crédito por unos 33.000 euros, la oposición le recriminó que no se especificase más el destino del dinero. Ese dinero procede del que no se va a gastar para la compra prevista de un vehículo para la Policía Local (25.000 euros) y los más de 8.000 restantes de la menor percepción económica del alcalde y por el hecho de que no haya una segunda dedicación exclusiva como ocurría hasta el anterior mandato.

La moción del grupo del PSOE pde A Pobra ara instar a los Gobiernos de España y de la Xunta a incluir el Bexsero para la meningitis B en el calendario de vacunas anual contó con el respaldo de los demás grupos de la corporación, excepto del PP, por entender que no hay un criterio en todo el mundo para determinar si es bueno vacunar a todos. La propuesta salió adelante.