A POBRA – Enigmática y sincera declaración de amor

Un hombre le agradece a su “princesa” los 1.600 días que llevan juntos a través de una pintada en la pared de un edificio

princesa

La villa pobrense se despertó este jueves con la sensación de que hay un nuevo Romeo entre su población. Una pintada en la pared de una vivienda situada en la Ría de San Lázaro, que todos los que accedieron al casco urbano desde Boiro pudieron ver, lo decía todo. No se trataba de un graffiti cualquiera, sino de una completa declaración de amor, eso sí, enigmática. Los residentes están seguros que alguien la pintó durante la madrugada previa, pues hasta entonces la pared era completamente blanca y hay un detalle que hace pensar que el autor quería que se pudiera leer en un día concreto. No en vano, en esa fachada lateral se puede leer con claridad este corto mensaje: “1.600 días y sigo pensando que es el primero… Buenos días princesa”.

Desde entonces, se inició una frenética actividad para conocer la identidad de ese enamorado. Las primeras miradas apuntaron hacia las hijas de la familia que reside en la citada vivienda, pero todas negaron que fuera dirigido a ellas, pero no dieron más explicaciones. Otras personas que pasaron por el lugar y se percataron de la misma manifestaron lo mismo, pero fueron más allá al decir que les encantaría que alguien hiciera algo así por ellas. “Es todo un romántico y seguro que está completamente enamorado de su chica”, precisó una de ellas. Otra decía que es difícil encontrar a un chico que tenga esos detalles, por lo que le dice a quien vaya dirigido ese mensaje que lo conserve. De hecho, creen que tras haber hecho esa declaración de amor, lo que debía era dar la cara para recibir el reconocimiento de todos, aunque señalan que posiblemente su timidez no se lo permita o que quede para su foro más privado.

No se sabe si la “princesa” destinataria de ese mensaje lo ha leído, pues nada ha trascendido a ese respecto, pero los vecinos de la zona creen que el autor de esa pintada debió elegir ese sitio concreto posiblemente porque es conocedor de que su pareja, esa que le hace seguir pensando que es el primer día, pasa por allí todas las mañanas. Posiblemente, ambos ya hayan celebrado esos 1.600 días juntos, y lo han hecho con el mismo misterio que envuelve la autoría de ese mensaje de amor. Felicidades…

Otro caso de enamorado, pero que acabó con el hombre detenido y presentado ante la autoridad judicial, es el de un boirense de unos 30 años que le empezó a mandar cartas y flores a una  mujer que trabajaba en un negocio colindante al suyo, y que se ha quedado prendado de ella. Parece ser que ella le advirtió que la dejase en paz, pero él continuó, y lo acabó denunciando. Parecía tratarse de un amor romántico e inocente y, a la vez, algo obsesivo. De todos modos, todos se merecen una oportunidad y desde “loqueyotedigo” apostamos por ello, y sobre todo pensamos que siempre debe triunfar el amor.

Anuncios