RIBEIRA – Unos 121 vecinos de Aguiño reviven numerosos recuerdos en un viaje a la isla de Sálvora

P19 F3

DSC_0298

DSC_0219

DSC_0247

DSC_0245

DSC_0265

DSC_0271

DSC_0329

Un total de 212 vecinos, de entre 3 y 81 años, capitaneados por la directiva de la asociación vecinal, cultural y recreativa Francisco Lorenzo Mariño, de la parroquia ribeirense de Aguiño, que preside Unai González Suárez, realizaron estos días una salida para visitar Sálvora, en la que muchos de sus participantes revivieron numerosos recuerdos, pues entre esa delegación había un buen número de personas que son descendientes de los habitantes de esa isla e incluso alguna vivió allí de pequeña. Esta última les contó cual era la escuela, como se llamaba el maestro, como se repartían los hórreos, quien era el encargado del marqués, la familia Caneda y de quien era cada casa de la aldea. Y les dijo que la capilla era la taberna, les habló del faro viejo y que con sus restos se hizo la fuente de Santa Catalina, “que antes era a fonte da Telleira”, y que embelleció el viejo almacén de salazón para darle aire de pazo.

Fue tan especial la jornada que desde el colectivo promotor de la
actividad se elaboraron camisetas conmemorativas -fuxia para la
directiva y los guías, y azul para el resto- y que fueron regaladas
con la colaboración del Concello de Ribeira. Fueron casi ocho horas de estancia en ese destino que para la mayoría fueron “inolvidables, sen dúbida”, dijeron. Durante la jornada matinal realizaron rutas guiadas por la aldea, los hórreos recuperados, la fuente de Santa Catalina, el faro y el almacén, en donde Unai González ilustró a los participantes con sus conocimientos. Al mediodía comieron en las playas del puerto y del almacén, y la tarde la dedicaron a cuentos, música, partidas de cartas y otros entretenimientos en esos paradisíacos arenales.