BOIRO – La Policía Local confirma lo informado por «loqueyotedigo» sobre el joven de O Chazo que sufrió un brote psicótico y protagonizó a varios altercados en la zona

La Policía Local de Boiro confirmó este martes el suceso del que «loqueyotedigo» ya informó el pasado domingo -gracias a las informaciones de varios de sus numerosos colaboradores- en relación a que un vecino de O Chazo (Abanqueiro) protagonizó varios altercados en la tarde del día 5 de julio, al parecer, como consecuencia de un brote psicótico. Los agentes municipales recibieron a las siete de la tarde de ese día la llamada de una camarera del chiringuito de la playa de Mañóns -parece que no fue el único lugar- comunicando que tenía un problema con unos borrachos en el local, que al poco rato se pelearon. Cuando llegaron, los policías se encontraron en el exterior a uno de ellos en estado de “euforia total”. Otros agentes hablaron con la alertante, quien les dijo que el que estaba fuera del negocio estuvo increpando a dos muchachos, uno de los cuales supuestamente fue agredido en la espalda, pero no presentó denuncia, y los policías llevaron al presunto causante del incidente a O Chazo, y se lo entregaron a su padre, al que informaron de lo sucedido.

Casi tres horas más tarde, llamó ese padre solicitando, con voz entrecortada, la presencia urgente de una patrulla en su domicilio de O Chazo, pues avisaba de que su hijo estaba armando un “follón enorme”. Cuando llegaron al lugar la Policía Local y Guardia Civil, dos amigos y su padre lo habían inmovilizado. Como medida de seguridad, y ante el cariz que estaba tomando la situación, lo esposaron, para que no se autolesionase ni agrediera a los agentes. Primero lo llevaron al PAC de O Saltiño y luego a la unidad de Psiquiatría del Hospital do Barbanza.