A POBRA – Un destornillador, que todavía no apareció, fue el arma con que mataron a Yulisa Altagracia

La juez manda a prisión preventiva, comunicada y sin fianza, a la pareja que fue detenida por el crimen de una dominicana, que presentaba un orificio que le alcanzó la arteria prinicpal del cuello

IMG_20150611_011153

Los pobrenses Ventura Lustres Miranda y Melisa Abelleira Castro ingresaron a última hora de la tarde de ayer en la cárcel de Teixeiro después de que la titular del Juzgado Número 1 de Ribeira dictase un auto de prisión provisional, comunicada y sin fianza para ambos. Esta joven pareja fue detenida por la Guardia Civil en relación con la muerte de la dominicana Yulisa Altagracia Pérez, de 39 años y residente en la capital barbanzana, cuyo cadáver fue encontrado a última hora de la tarde del pasado domingo en unas viñas del lugar de Fandiña, en la parroquia pobrense de Posmarcos, y que supuestamente pertenecen a la familia de uno de los imputados. De esta manera tendrían sentido las palazbra pronunciadas por el hombre que encontró el cadáver de que para haber llevado el cadáver hasta ese lugar tenían que conocer muy bien la zona.

La juez accedió a la petición formulada en comparecencia por el Ministerio Fiscal, que interesó el ingreso en prisión de los imputados por un supuesto delito de homicidio, descartando la solicitud de puesta en libertad que presentaron los respectivos abogados defensores, que entendieron que sólo hay indicios, pero que no había ninguna prueba de cargo. Por ese motivo, a comienzos de la próxima semana, estos letrados podrían presentar un recurso contra el ingreso en prisión.

En sus declaraciones en sede judicial, tanto el hombre como la mujer arrestados negaron su participación en los hechos. Manifestaron que la ropa intervenida por las unidades de la Policía Judicial de A Coruña y Noia en el registro practicado en su piso de la Rúa Tetuán, en A Pobra, la tenían en un cubo con lejía para eliminar la suciedad de las mismas. Sin embargo, ahora habrá que esperar a ver lo que determinan los análisis por parte del servicio de criminalística de la Benemérita sobre los restos biológicos que contienen esas prendas intervenidas.

En relación a la pistola 9 milímetros parabellum que se incautó en ese mismo registro domiciliario, por la que se les imputan los cargos de tenencia ilícita de armas, los miembros de esa pareja arrestada indicaron que no les pertenecí y que no sabían de su existenciaa. Sin embargo, una mujer presentó hace unos días una denuncia en la comisaría ribeirense contra Ventura Lustres por dispararle contra su vivienda, atravesándole varias balas la persiana de una ventana y que incluso se incrustaron en una pared de dicho domicilio.

Desde el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia indicaron que ese mismo juzgado ribeirense abrió además otras diligencias por el hallazgo de sustancias estupefacientes, varias papelinas de cocaína y medicamentos, en el registro practicado a primera hora de la tarde del martes en la misma vivienda de A Pobra.

Este miércoles también trascendió que el arma blanca con la que le causaron la muerte a Yulisa pudo ser un destornillador, que todavía no pudo ser localizado por los investigadores. De hecho, según ha podido saber “loqueyotedigo”, esa herramienta fue con la que se causaaron una decena de orificios, uno de los cuales le afectó a la arteria principal del cuello, y que se cree que fue la que le causó la muerte a Yulisa Altagracia. Algunas fuentes apuntaron que la mujer podría tener el rostro desfigurado y que por ese motivo se la pudo identificar inicialmente por las alhajas que lucía en sus manos y otras partes de su cuerpo.

En relación al Seat Ibiza que estuvieron analizando los investigadores parece que no se encontraron manchas o restos biológicos significativos, pero si existe la sospecha de que pudo ser el vehículo en que se transportó a la víctima mortal hasta la finca en la que fue encontrado el cadáver de esta dominicana residente en Ribeira. Ese coche presentaba signos de haber circulado por una zona de monte, en donde pudo pinchárseles una rueda ya que no es una zona de fácil acceso para ese tipo de vehículos.

Algunos familiares y amigos de la ahora fallecida manifestaron que desconocen lo sucedido para que alguien pudiera acabar con la vida de una “buena mujer, buena madre y buena amiga”. Señalaron que debería investigarse si pudiera haber una tercera persona implicada en el homicidio y que los dos detenidos hicieron de transporte para llevar a Yulisa junto de ese individuo. Del mismo modo, pidieron que se solicite a los servidores de la aplicación de mensajería whatsapp las conversaciones del número de teléfono móvil, pues la última vez que se conectó fue a las 9.29 horas del fatídico domingo, y cinco minutos después se marchó del local en que estaba con unos amigos.

Y sugieren que se haga una triangulación de las antenas de móviles de la fallecida para saber donde se situó antes de que se quedase sin batería o lo apagasen, pues señalan que aún no aparecieron sus teléfonos, ni tampoco el bolso de gran tamaño que llevaba cuando en torno a las las nueve y media de la mañana del padado domingo fue vista por última vez por sus amigos con los que salió a divertirse.