RIBEIRA – El municipio registró un incendio en Oleiros y otros tres afectaron a sitios de Palmeira

Ribeira no fue ajena a la ola de incendios forestales del fin de semana. Según la Consellería de Medio Rural, el primero se registró con tres focos de origen poco antes de las seis de la tarde del domingo en Salmón (Oleiros), donde las llamas afectaron a 4.000 metros cuadrados por detrás de la gasolinera, pero el personal del Grupo de Apoio e Emerxencias Municipal (GAEM) y voluntarios de Protección Civil ribeirenses, con sus dos motobombas y la colaboración de un vecino con una cisterna, lo frenaron a 20 metros de dicha instalación y junto los cierres de dos casas, pero lo más importante fue que lograron que su frente no avanzase hacia el dolmen de Axeitos. Al lugar acudió el jefe del distrito forestal comarcal para interesarse por su evolución. También se movilizaron efectivo de las Policías Local y Nacional, que además acudieron a los otros incendios que se declararon durante el resto de la jornada.

A las diez menos diez de la noche se recibió la alerta de un incendio en Chimpín, detrás de las subestación de Fenosa, en Palmeira, a donde acudieron el GAEM y Protección Civil. Ardieron 200 metros cuadrados. Media hora después saltó otra alarma en la misma parroquia, concretamente en Chacín, y el fuego se estabilizó en dos minutos y se dio por extinguido a las 22.43, al igual que el otro. En Chacín se registró otro incendio a la una de la madrugada, sumándose Protección Civil de A Pobra con su motobomba a las labores para apagarlo. Se dio por extinguido una hora y media después, pero los medios movilizados regaron hasta las cinco de la madrugada. Ardieron 1,5 hectáreas de monte arbolado. A esa misma zona tuvieron que acudir a última hora de la mañana de ayer ya que se recibieron avisos de que el terreno seguía humeando, pero era dentro del perímetro ya quemado, por lo que se regó de manera abundante para enfriar el terreno y los tocones en lo que se alcanzaron temperaturas muy elevadas. Cuando acudieron allí les informaron de que en una finca próxima a Ventín acababa de declararse un incendio, que apagaron los propios vecinos.

Además, en Olveira también saltó en torno a las nueve y media de la noche del domingo una alarma, pues un particular indicó que acababa de ver a una persona que llegó en un coche al aparcamiento de las dunas y prendió fuego, pero el alertante se dirigió de inmediato a ese sitio y lo apagó con los pies, por lo que sólo ardió un metro cuadrado. GAEM y Protección Civil regaron la superficie afectada para que no hubiera ningún riesgo. El testigo de la intencionalidad de ese incendio no pudo precisar ningún dato que pudiera permitir la identificación del pirómano ni del coche en el que llegó y se marchó del lugar.

Anuncios