RIBEIRA – Los usuarios del puerto exigen que se elimine el punto de vertido de fecales junto el club náutico

El nuevo vertido de aguas fecales denunciado en la tarde del viernes y que se produjo a través de una canalización de pluviales que desemboca en el puerto de Ribeira, a la altura del surtidor de combustible que hay cerca de la nueva lonja, provocó la reacción de los usuarios de esas instalaciones, como pescadores y socios y clientes del náutico. Estas personas exigen que las autoridades competentes, aprovechando que ahora se está actuando en la erradicación de esos puntos de vertido, procedan a la eliminación de ese problema que provoca un olor nauseabundo, que presenta un mal aspecto y no hace más que contribuir a la contaminación de las aguas de la ría. Algunos indicaron que en esas conducciones se registran desde hace años estos episodios, e incluso recuerdan que incluso llegó a tener un color blanquecino.

Sin embargo, de un tiempo a esta parte es de color marrón, y los testigos señalan que parecen residuos de naturaleza doméstica, entre los que salen compresa y toallitas. Eso mismo, ya se denunció  en otras ocasiones en diferentes sitios de la dársena ribeirense, como junto la rampa que hay junto las chabolas y cerca del pantalán de embarcaciones de las séptima lista. La Policía Portuaria ya remitió numerosos informes a sus superiores sobre esa situación que se registra en una zona de su competencia, pero que tiene su origen en una instalación ajena.

Anuncios