BOIRO – Denuncian la desidia del Ejecutivo boirense hacia una farola que lleva rota desde hace una semana

La desidia y el pasotismo que detectan desde hace bastante tiempo algunos boirenses en el Ejecutivo local ha quedado patente durante la última semana en la que, por tazones que se desconocen, rompió una farola situada en la Rúa Norberto Pijuán, a la altura del mercado municipal, y pese a que varias personas indicaron que comunicaron la incidencia al Concello -además, está al lado de la casa consistorial- y a que supone un evidente peligro para viandantes, al cierre de esta edición aún no se procediera a retirarla. Varios califican esa situación como “una vergüenza” y manifiestan que no se atreven a pasar por allí pues ese elemento está únicamente sujeto por los cables
eléctricos, y que en cualquier momento puede desprenderse y caer, y que decidieron cambiar de acera para evitar un accidente si se cae y les golpea, pudiendo ser muy graves las consecuencias.