A POBRA – El padre de Diana Quer pide ayuda a los ministros del Interior y de Justicia para que los responsables de la desaparición de su hija comparezcan ante el juez

Juan Carlos Quer, padre de la joven desaparecida, hizo este miércoles un llamamiento público al Gobierno central tras conocer la decisión judicial: “Como padre y como ciudadano”, dijo afectado por la emoción, “apelo a la responsabilidad del ministro del Interior y del ministro de Justicia para que los responsables de este acto comparezcan ante la Justicia y paguen lo que deben pagar”.  Tras saber del sobreseimiento provisional y el cese del secreto sumarial, valoró que “es una noticia, una decisión judicial cuyo contenido respeto, como no puede ser de otra manera, pero que en modo alguno comparto”. Y subrayó: “Es una muy triste noticia para mí, para mi familia y para mi hija. Creo que en modo alguno esto va a facilitar los trabajos” de la investigación.

Además, Juan Carlos Quer afirmó que “esta sociedad española se merece que este tipo de actos no queden impunes”. Y añadió: “Esto no es una página de sucesos. Esto es un hecho lamentable que nos podría haber acontecido a cualquiera”. También pidió a los medios de comunicación “el máximo respeto para mi hija”, antes de abandonar el entorno de los juzgados ribeirenses, no sin antes confirmar que la investigación policial sí continuará adelante y explicar también las decisiones comunicadas por el juez, en un auto fechado y comunicado en esa misma jornada, 19 de abril. La última prórroga a la declaración secreta de las actuaciones judiciales del sumario expiraba este jueves y en los últimos días ya se apuntaba a que, presumiblemente, el juez instructor decidiría no seguir ampliándolo, ante la falta de evidencias concretas en el caso que aconsejasen hacerlo.

Tampoco se apostó por tomar declaración judicial de quienes por ahora solo la prestaron en sede policial. Y así se expone en el mismo auto dictado por el togado: “No se considera pertinente, por no ser adecuado, útil ni oportuno en el momento actual para el esclarecimiento de los hechos, la toma de declaración en sede judicial como testigos de las personas a las que se ha recibido declaración en sede policial, constando ya su declaración en dicha sede y toda vez que, no estando completa la investigación, podría producirse una vulneración de derechos en caso de variar su condición y resultar finalmente investigados”.  El próximo sábado se cumplirán ocho meses de la desaparición de la joven Diana Quer en A Pobra, con pocas pistas claras más allá de la recuperación del teléfono móvil y el seguimiento de su señal en la madrugada en que fue vista por última vez.