RIBEIRA – La cena de Navidad de Frinsa se superará…

DSC_0445.JPG

Hace unos días comenzaron a celebrarse las primeras comidas o cenas de empresa de Navidad, pero este fin de semana se presenta como el más fuerte en ese sentido. Entre todas las que se van a desarrollar sobresale la que, como viene siendo tradición, la que organiza la conservera ribeirense Frinsa y que tendrá lugar esta noche con alrededor de 900 trabajadores invitados. Un año más, volverá a desarrollarse bajo una inmensa carpa que ya se instaló en el aparcamiento de la UAD, en Coroso. El hecho de que las carpas de la empresa a la que habitualmente se le contrata ese suministro se encuentren en Brasil, a donde fueron llevadas con motivo de las Olimpiadas, ha provocado que se colocase otra que sobresale por la altura de su cúpula, que alcanza los 12,5 metros, cuando la del año pasado llegaba a los 8 metros.

DSC_0450.JPG

Este jueves se ultimaban los detalles para que vuelva a ser una fiesta por todo lo alto, que se prolongará, aproximadamente, hasta las seis de la madrugada, momento en que está previsto que deje de sonar la música que durante toda la velada se encargará de hacer sonar la empresa Gallaecia Disco Móvil, con el incombustible y extraordinario Dani Fontaíña a la cabeza. Una vez más, la empresa Baiuca -en sus instalaciones de Goda-Artes) también tendrá mucho trajín- será la encargada de servir la cena -comenzará a las nueve de la noche con los aperitivos- que, a buen seguro, volverá a hacer las delicias de los comensales. Uno de los momentos cumbres llegará con el tradicional discurso del presidente de la compañía, Ramiro Carregal, y el reparto del aguinaldo entre los empleados. A ver con qué nos sorprende este año…

DSC_0468.JPG

Para la próxima semana, concretamente, el jueves día 22 de diciembre, tendrá lugar otro de los eventos con el que una de las grandes empresas de la comarca. el grupo Jealsa Rianxeira, hará balance del actual ejercicio ante sus trabajadores en un acto gastronómico que volverá a tener lugar en el pabellón de Barraña, que se convertirá en un salón de banquetes. Teniendo en cuenta la hora se podría hablar de una merienda-cena, pues el inicio del acto está previsto para las seis de la tarde, pero que arrancará con las intervenciones de los responsables de la compañía y el sorteo de regalos entre los empleados.