RIBEIRA – Los Bomberos evitan que un incendio forestal, que calcinó 400 metros cuadrados de zona arbolada, se aproxime peligrosamente al hospital

img_20161214_000422

Un incendio forestal que se declaró en torno a las once menos veinticinco minutos de la noche de este martes calcinó una superficie arbolada de eucaliptos de unos 400 metros cuadrados en el lugar de Salmón, en la parroquia ribeirense de Oleiros. La rápida llegada e intervención de los Bomberos del parque comarcal de Ribeira permitió que lo cogieran a tiempo y evitó que el fuego alcanzase la masa forestal y se acercase peligrosamente al Hospital do Barbanza, del que lograron detenerlo a unos 200 metros pese a que el viento del suroeste soplaba a favor de esa dirección. También impidieron que las llamas afectasen a dos viviendas que se ubican en esa zona. En las labores para sofocar el incendio y regar el terreno para evitar posibles reactivaciones se emplearon un total de 1.500 litros de agua. Cuando el fuego estaba extinguido, en torno a las once menos veinte de la noche, llegaron un agente y una brigada del distrito forestal de Noia, que se encargaron de supervisar que ya no había riesgo de que el fuego se reprodujese. De todas maneras, al cierre de esta edición permanecían en el lugar para controlar la situación, algo que también se encargaron de hacer las patrullas de las Policías Local y Nacional, que peinaron los alrededores para vigilar que no le plantasen fuego en las inmediaciones y tratar de descubrir al pirómano, pues están totalmente convencidos de que fue intencionado.