O BARBANZA – Escolares retiraron un millar de residuos plásticos de las playas de O Areal, A Torre, Coroso y Barraña

img-20161201-wa0010

IMG-20161202-WA0009.jpg

Los alrededor de 300 alumnos y usuarios de Ámbar y A Creba que en las últimas semanas participaron en las campañas de carácter medioambiental promovidas por el GALP (Grupo de Acción Local do Sector Pesqueiro) Ría de Arousa recogieron y clasificaron un millar de residuos plásticos en las playas de Coroso, O Areal -estuvieron dos mañana cada una de ellas-, Barraña y A Torre. Ese tipo de basura fue la de mayor cuantía, ya se tratase de tapones, botellas, bolsas, envases y poliespán, además de bastoncillos para limpiar los oídos, pinchos de bateas y biobolas de bacterias para el filtrado de agua en depuradoras.

IMG-20161201-WA0011.jpg

IMG-20161201-WA0012.jpg

Otros tipos de residuos que llegaron a esos arenales de Ribeira, A Pobra, Boiro y Rianxo fueron colillas o filtros de cigarrillos y restos de artes de pesca, como cuerdas o maderas de nasas, además de trozos de vidrios, guantes y prendas textiles que arrastraron las corrientes hasta la costa. Como dato significativo cabe señalar que en alguna playa en la que hubo más de una intervención encontraron residuos en las superficies que limpiaron uno o dos días antes.

IMG-20161202-WA0010.jpg

IMG-20161202-WA0011.jpg

La entidad promotora indicó que las actividades realizadas, entre las que se incluyeron intervenciones previas en las aulas para presentar el programa, tuvieron una buena acogida en los centros educativos y entidades que trabajan con personas con diversidad funcional, al considerarlas interesantes y necesarias para generar sensibilización
medioambiental y fomentar la participación social de cara a la consecución de fines comunes en beneficio de zonas costeras, sus gentes y el planeta.

IMG-20161202-WA0012.jpg

IMG-20161202-WA0013.jpg

La información sobre los residuos que llegan a la costa de estos cuatro municipios ya fue trasladada a la plataforma digital Marine Litter Watch, contribuyendo asó a la comunidad científica a aportar todos esos datos, que pueden ser consultados por cualquier persona en el momento que lo desee. De esta manera, los participantes no sólo ven su contribución en el ámbito local sino como una aportación a nivel global.

P17 F2.jpg