RIBEIRA – Alertan de una gran mancha de gasóleo que entró en la dársena por la zona de la nueva lonja

P16 F2

Un ribeirense que paseaba en torno a las once y media de la mañana de este lunes por el puerto de la capital barbanzana observó como una mancha de gasóleo de unos 50 metros de diámetro entraba en la dársena de la ciudad por la zona de la nueva lonja y el náutico. Indicó que trató de contactar con el personal de Portos de Galicia pero no lo logró, por lo que decidió alertar al mediodía al Centro de Atención de Emerxencias 112 Galicia, desde donde se avisó a la Policía Local de Ribeira, que desplazó al lugar una patrulla, que comprobó la veracidad del aviso. Fue entonces cuando se activó el protocolo contra vertidos marítimos, movilizando a responsables de la entidad portuaria y estos hicieron lo propio con su servicio de vigilancia. También se informó a Salvamento Marítimo.

Cuando la Policía Portuaria llegó al lugar se encontró con la lancha Salvamar Sargadelos, de Salvamento Marítimo, que le estaba dando a dicho vertido de combustible una batida con las turbinas, para generar oxígeno y permitir que la mancha se diluyese en el agua, tal y como ya se actuó en anteriores ocasiones en situaciones similares, pues tristemente se trata de episodios más habituales de los deseados. Lo que por el momento se desconoce, y no parece que se vaya a saber, es el origen de ese vertido, pues no se descarta ninguna hipótesis, pudiendo ser algo intencionado o que se le escapó accidentalmente a alguna embarcación.

Por otro lado, ese mismo lunes se volvió a detectar un nuevo vertido en el puerto de Santa Uxía, en las proximidades del desagüe del regato Ameneiro. En esta ocasión se trataba de grasa de pescado o “morca”, que se extendía por la lámina de agua, y que desde Portos de Galicia sospechan que procedía, como ya ocurrió en anteriores ocasiones, del saneamiento. En estos momentos se está a la espera de saber en que punto se encuentra la planificación para mejorar los bombeos en la zona portuaria y la solución a los vertidos que salen al puerto por la canalización del mencionado cauce fluvial.