RIBEIRA – La Comisión de la Memoria Histórica asegura que Miguel Rodríguez Bautista fue alcalde en los años más duros de la Dictadura

DSC_0807

La Comisión pola Recuperación da Memoria Histórica no Barbanza dio a conocer este jueves su posición ante la moción conjunta presentada por PSOE, BNG y Ciudadanos a instancias de sus miembros y que se debatirá este mes en el pleno de la corporación municipal. Su presidente y tesorero, Andrés Lijó y Xoán Hermida, indicaron que su objetivo no es entrar en polémicas con nadie sino hacer una valoración histórica de la figura de Miguel Rodríguez Bautista. En este sentido, el primero de ellos leyó un comunicado en el que señala que es una “intolerable inxustiza e un despropósito democrático”  mantener una avenida dedicada a esa persona, de la que dijo que fue alcalde franquista durante 18 años, “os máis duros e represivos da Ditadura, cando moitos compatriotas estaban encarcerados, fuxidos ou mesmo forzados ao exilio”.

Lijó detalló que Rodríguez Bautista fue una persona que no sólo  desempeñó, de buen grado, el puesto de máxima autoridad en Ribeira, sino que además buscó el ascenso social a través del partido fascista, convirtiéndose a lo largo de tres legislaturas (1949-1959) en un procurador en Cortes, y que asumió cargos en todas las esferas, ya fueran local, provincial y estatal, “reafirmando deste xeito o seu compromiso coa Ditadura”, puntualizó. Desde dicha Comisión de la Memoria Histórica sostiene que el consenso general de las distintas administraciones democráticas de España sobre el tema de los honores y distinciones descansa en que, detrás de ellos y materializados en nombres de calles y plazas, “está a idea de enxalzar públicamente determinados procedementos” y que estos últimos y algunas actitudes servirán de pautas ejemplarizantes y modelos e inspiración de actuación ciudadana.