A POBRA – Crece la inseguridad en la localidad tras registrarse nuevos robos y una tentativa

P16 F2

La sensación de inseguridad vuelve a apoderarse de los vecinos de A Pobra después de registrarse nuevos robos y alguna que otra tentativa, por lo que los afectados demandan mayor vigilancia para prevenir esos delitos. El kiosko Koly, ubicado en la Rúa da Paz, frente a los jardines Valle-Inclán, fue la última víctima. El ladrón rompió el cristal blindado de la puerta principal con una piedra y una vez dentro sustrajo unos 40 euros que los dueños del negocio habían dejado para cambio en la caja registradora, que habían dejado abierta para que, en caso de que les roben, no causen más daños en esa máquina.

Los hechos ocurrieron en torno a las cinco de la madrugada de este lunes, día 14 de marzo, y una testigo vio como salía de ese negocio el ladrón, del que aportó una descripción bastante detallada, como que vestía una sudadera larga de color blanco o beige, así como que portaba una mochila. El propietario del negocio indicó que ya presentó la denuncia en el puesto auxiliar de la Guardia Civil en A Pobra, que inició una investigación. Según algunas fuentes, parece que ya tienen un perfil del autor de los hechos, pero ahora se está trabajando en la consecución de las pruebas para identificarlo, localizarlo y detenerlo.

Media hora antes de perpetrar ese robo, parece ser que ese mismo individuo trató de entrar a robar a una la tienda de informática F-10, en la Rúa Atalaia, pero pese a propinarle varios golpes al cristal blindado con una piedra fue esta última la que acabó hecha añicos, y el caco acabó marchándose por donde había llegado. Por otro lado, ayer trascendió que en un garaje comunitario situado en las inmediaciones de este último establecimiento se registró otro robo. Según parece, ese suceso tuvo lugar entre el viernes y el sábado y se cree que el ladrón aprovechó para entrar durante el intervalo en que el portalón queda abierto a la espera de cerrarse automáticamente. Se llevó unos patines.