BOIRO – Como un basilisco por reclamar la reposición de una farola

p17 f2

Un boirense aprovechó la presencia del alcalde, Juan José Dieste, en un acto de la FEB en el centro social de la localidad, para trasladarle su preocupación y la de otros residentes por la falta de un punto de luz en la Rúa Principal, a la altura del número 124, y saber cuando se iba a reponer. Añadió que al mandatario local no pareció gustarle nada la pregunta, “púxose coma un basilisco, moi colorado e nervioso -precisó el vecino- e díxome que ese no era el sitio en donde hablar de ese asunto”. Y añadió que al final le espetó que al día siguiente se pondría el buzo y lo colocaría el mismo, a lo que le replicó ese residente con que si le dejaban una escalera y la pieza en cuestión que la instalaba él. Además, puntualizó que, a diferencia de esa reacción, el conselleiro de Industria, que también intervino en el acto, se mostró muy correcto y se ofreció para ayudarnos. Manifestó que Francisco Conde quedó como un señor, exclamó: “¡quen nos dera ese nivel de político nos concellos”. Entre los asistentes circuló el comentario de que a Dieste, posiblemente, le haya molestado que le sacasen los colores con esa cuestión delante de un representante del Ejecutivo autonómico.
Este vecino indicó que hace alrededor de un año que un coche derribó una farola y al poco tiempo se sustituyó el báculo, pero no se dotó de la luminaria correspondiente, por lo que esa zona está a oscuras al desaparecer la luz natural. No entiende la razón por la demora en completar esa actuación, y aclaró que hasta ahora no hizo gestión alguna pues creyó que estaba todo arreglado. Sin embargo, al pasar tanto tiempo sin que se instalase ese punto de luz -asegura que se sustituyeron las bombillas anteriores por otras tipo led en toda la calle menos en ese sitio-, quiso conocer la versión del alcalde. Del mismo modo, aseguró que lo intentó varias en las dos últimas semanas acudiendo a la Alcaldía, pero asegura que siempre se encontró la puerta cerrada. De hecho, llegó a preguntarle en una ocasión a un trabajador municipal si tanto él como su secretaria ya no trabajaban en el Concello boirense. Con respecto al acto, este vecino dijo que le sorprendió que hubiera despliegue policial alrededor del grupo de vecinos de la calle.