O BARBANZA – Reguero de incidencias por el temporal de viento

IMG-20160214-WA0019

El temporal de viento que se registró en la jornada de este domingo, además de algún que otro fenómeno meteorológico, dejó varias incidencias en la comarca de O Barbanza. Los Bomberos del parque comarcal de Boiro acudieron poco antes de la una de la tarde de este domingo a retirar un árbol que bloqueaba los dos de los tres carriles de la AC-305, en concreto los dos en sentido subida hacia el Alto da Paradegua, en Burés (Asados-Rianxo). Se trataba de un pino  viejo y de gran tamaño y que fue derribado por las fuertes rachas de viento. Hasta el lugar también se desplazó una patrulla de la Policía Local rianxeira, quie reguló el tráfico mientras la calzada estaba cortada por el árbol y durante los trabajos de los profesionales de emergencias.
Algo similar sucedió en la carretera que une las rotondas de Xarás y de O Vilar, cuando el viento tumbó un pino sobre la calzada ocupando por completo uno de los carriles, en las inmediaciones de la capilla de San Roque, hacia donde se dirigieron los Bomberos de Ribeira para proceder a su retirada. Esta misma dotación de emergencias fue movilizada debido a que una árbol se había desprendido y ocupaba parte de un carril en la carretera de titularidad autonómica AC-550 (Cee-Ribeira), a la altura de la conocida como Curva del Capitán. Aunque no era una gran superficie la que ocupaba, los conductores que dieron la vos de alarma entendían que suponía un peligro por estar en una curva cerrada y con poca visibilidad.
Por otro lado, pasadas las tres y media de la tarde de este domingo se desprendieron trozos de una uralita de fibrocemento del tejado del edificio de la Unidad Asistencial de Drogodependencias (UAD) de Ribeira. Alguno de ellos cayó sobre un Peugeot 308, y fue su propietario el que avisó a la Policía Local, que se desplazó al lugar y, tras comprobar que algunos trozos de la uralita que se había desprendido aún permanecían en la cubierta, movilizó en torno a las cuatro y media de la tarde a los Bomberos del parque comarcal ribeirense, que se subieron en el vehículo autoescala para proceder a su retirada, para evitar que siguieran desprendiéndose. Una incidencia semejante se registró poco después de las ocho de la tarde debido a la caída de trozos del tejado de un edificio de varias plantas de altura a la Rúa de Correos.