BOIRO – Una conductora ebria trata de acceder a un garaje con su coche chocando contra una pared

La Policía Local de Boiro denunció a una vecina de la localidad de 37 años, a la que imputó los delitos de conducción bajo los efectos de bebidas alcohólicas, negarse a realizar la prueba de alcoholemia y resistencia o desobediencia grave a la autoridad. La actuación tuvo lugar después de que los agentes municipales recibieron el aviso de un joven que informaba que esa mujer quería acceder a un garaje con un Peugeot 307 y que lo hacía comportándose de modo muy raro, sospechando que no estaba bien.

Los policías comprobaron una vez llegaron al lugar que la conductora del citado vehículo estaba maniobrando hacia adelante y atrás, y que chocara contra la pared derecha de acceso al garaje, generando daños tanto en el coche como en la pared. Los gentes señalaron que al dirigirse a la automovilista se mostró poco colaboradora y rechazó la ayuda que le ofrecieron, además de que presentaba signos “máis que evidentes” de encontrarse bajo los efectos del alcohol. Por ello, le requirieron que se bajase del coche y les acompañase hasta las dependencias policiales para someterla a las pruebas de alcoholemia. Lejos de conseguirlo, nada más apearse del vehículo comenzó a insultar y menospreciar a los agentes, gritando y negándose a todo lo solicitado, incluso a identificarse. Por ello, equirió la presencia de la Guardia Civil para proceder a su detención de esta boirense.