OBRADOIRO – 5 de 5: Nos cenamos al Joventut en una Caldeira de Sar que es un fortín