RIBEIRA – El robo de ventanas y puertas de aluminio se extiende a Artes y Corrubedo

Estas sustracciones afectaron a la antigua casa del farero de Corrubedo, así como a dos casas deshabitadas de Outeiro y una en As Bouciñas

DSC_1268

Varias viviendas deshabitadas en Artes y Corrubedo fueron asaltadas en las últimas semanas y los ladrones se llevaron ventanas y puertas de aluminio, e incluso en alguna de ellas la acción delictiva se desarrolló por partes, en los dos últimos fines de semana. Dos de las casas afectadas en la primera de las dos parroquias ribeirenses mencionadas se sitúan en el margen derecho de la carretera de Xarás a Olveira, a la altura del lugar de Outeiro, mientras que otra se sitúa en As Bouciñas. Del mismo modo, asaltaron la antigua casa del farero, situada a escasos metros de una de las atalayas riveirenses que despierta mayor admiración, sobre todo por el entorno en el que se sitúa.

 

P18 F1

Estas parroquias tomaron el relevo de la de Oleiros, donde meses atrás se registraron un buen puñado de robos en casas sin habitar y que fueron denunciados por sus propietarios. Los cacos se llevaron hace unos días un total de 18 ventanas de aluminio, la mayoría de ellas de doble hoja, que estaban sujetas a las bisagras de una estructura también de aluminio incrustada en la pared en y otras ventanas correderas que había por fuera de las anteriores en la antigua vivienda del farero de Corrubedo. A muchas de las personas que se acercaron en jornadas pasadas hasta esa zona del litoral de Ribeira les llamó la atención el hecho de que faltasen buena parte de las ventanas.

DSC_1275

DSC_1242

DSC_1250

Por su parte, en una de las casas de campo deshabitadas en Outeiro, a la que sus propietarios le están cambiando el tejado, ya robaron en la madrugada del pasado 14 de noviembre, cuando se llevaron 8 ventanas de aluminio y una parte de un pasamanos de las escaleras interiores -del mismo material- que arrancaron de un soporte de ladrillos y cemento, así como otro material doméstico, entre el que había dos mesas y diez sillas. En esa ocasión, los dueños tuvieron conocimiento de que en la jornada previa a los hechos alguien vio a una persona de constitución gruesa y de poca estatura merodeando por la vivienda. Justo una semana después, esa misma vivienda volvió a ser asaltada y se llevaron la puerta y dos ventanas de aluminio de la fachada y una docena de puntales de hierro. En las dos ocasiones, los propietarios presentaron la correspondiente denuncia en la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía.

DSC_0038

 

DSC_0045

A ese inmueble se suma otro situado a unos 10 metros del que se llevaron las dos ventanas de aluminio de la fachada y una puerta del mismo material de un aseo en la parte posterior de la casa. En el caso de los robos de este fin de semana en Outeiro, coincidió con unos días en los que no funcionó el alumbrado público al estar pendiente la sustitución de las antiguas lámparas antiguas por otras nuevas tipo led. Y a la casa de As Bouciñas regresaron hace unos días para llevarse ese mismo tipo de piezas, al igual que ya había sucedido en verano.

DSC_0033