RIBEIRA – Los niños de Deán Grande irán en autobús al colegio de Palmeira… falta por saber cómo

MADRES-RUIZ

Los niños de Deán Grande que estudian en el colegio de Palmeira, al que están adscritos por la correspondiente zonificación municipal de los centros educativos, tal y como probaron los progenitores con diversa documentación, empezarán a disfrutar del transporte escolar. Se trata de un servicio que se les venía negando debido a un “malentendido” por parte de la Consellería de Educación, que entendía que ese barrio riveirense tenía como referente el colegio Frións, algo que se modificó hace casi una década. El jefe territorial de dicho departamento autonómico, Indalecio Cabana, contactó este martes por la mañana con el alcalde, Manuel Ruiz, para comunicarle que se le dará una solución al problema denunciado públicamente en los últimos días por los padres a través de “loqueyotedigo”.

Para poner remedio a la situación creada, y que suponía que fuesen los progenitores u otros familiares los que llevasen en coches particulares a los escolares hasta el colegio palmeirense, ser están barajando principalmente dos alternativas, que pasan por desdoblar el servicio, pasando dos veces por la zona o recogerlos en otra marquesina cercana al barrio, posiblemente junto Fontán, pues en la que hay junto el cruceiro de Santa Clara el paso es muy estrecho y un autobús grande tendría dificultades para pasar o simplemente no podría hacerlo. Pero, otro problema que surge es que con la docena de niños que habría que recoger a mayores en Deán Grande se superarían las plazas del autobús.

Por ello, parece que la solución pasa por hacer dos veces el servicio, salvo que quieran meterlos a todos en uno y se les suprima la autorización especial del transporte escolar a los niños de Educación Infantil que acuden en el transporte escolar al colegio de Palmeira con sus hermanos que van a Primaria, pues los más pequeños están adscritos a la unitaria de O Caramecheiro, y no tiene derecho al autobús.

Una representación de madres indicó que acudió este martes por la mañana, tras entrevistarse por unos instantes con el primer edil ribeirense, hasta la sede de la empresa concesionaria, en donde su responsable les manifestó que por su parte no tendrían problema, incluso si tienen que poner un microbús, pero que para modificar el itinerario o cualquier otro aspecto que tienen contratado deben recibir la orden de la Consellería de Educación. También fueron hasta el colegio de Palmeira, pero allí les señalaron que aún no habían recibido una respuesta oficial a esa petición.

Los padres de los chiquillos de Deán Grande indicaron que son un poco escépticos en todo este asunto, a la espera de que haya un comunicado oficial, pero indicaron que si tienen algo muy claro a estas alturas es que “no vamos a tirar la toalla”, dijeron. Del mismo modo, estos progenitores manifestaron que lo que no quieren tampoco es que le quiten el transporte escolar a niños de Educación Infantil que tiene hermanos que cursan estudios de Primaria en el colegio de Palmeira. “Nos parece una burrada que uno de tus hijos vaya en el autobús escolar y que los padres tengan que ir detrás en su coche con el pequeño por el simple hecho de que tenga otro  centro educativo de referencia“, concluyeron.