RIANXO – Querella criminal por apropiación indebida en la Cofradía de Pescadores

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de Padrón admitió a trámite una querella criminal presentada por la Cofradía de Pescadores “Virxe do Carme” de Rianxo contra dos de sus anteriores dirigentes, en concreto, el que fue patrón mayor, Baltasar Rodríguez, y el vicepatrón mayor primero, Juan Bautista Vicente. Desde el pósito indicaron que, tras algunos meses en que sus nuevos miembros electos asumieron sus cargos tras las elecciones de mediados del 2014, se detectó la existencia entre el 1 de octubre de 2013 y el 27 de marzo de 2014 de graves irregularidades económicas en la facturación por un importe total de 15.698 euros del buque Perico, cuya titularidad ostenta el citado vicepatrón mayor primero, perteneciente al colectivo de trabajadores a flote.

La parte querellante añade que durante ese citado periodo y por decisión del que fue patrón mayor, “era conocido que Juan Bautista Vicente se dedicaba físicamente a labores de apoyo en el control de pesaje y cumplimentación de ticketes a todas aquellas embarcaciones participantes en Os Lombos do Ulla, sin que existiera norma o acuerdo expreso alguno que habilitara su compensación económica o en especie para la campaña 2013-2014”. El actual patrón mayor, Miguel Ángel Iglesias, inició un procedimiento interno, a modo de diligencias preliminares, para conocer las causa de “tan anómalos ingresos”, máxime cuando en la facturación se hacía constar la venta de marisco por encima de los topes de captura establecidos. Desde al Cofradía sostienen que eran “cuantías que superan de modo notable e injustificado las cantidades percibidas por los demás socios y la totalidad de los cupos establecidos para el mencionado periodo de seis meses para el banco de Os Lombos do Ulla”, señalan desde el pósito rianxeiro.

Para tratar de aclarar en detalle y profundidad el origen de esas asignaciones económicas por ventas contabilizadas en facturas, y que fueron canalizadas usando los mecanismo de la lonja rianxeira, se requirió a Juan Bautista explicaciones y la documentación relativa a la actividad desplegada en ese periodo. La respuesta ofrecida fue, según los responsables del pósito, la de defender la legalidad de las ventas realizadas y, además, se opuso a la justificación de tales ingresos invocando a la constatación de datos en los archivos de la entidad. A esto último también recurrió el entonces patrón mayor, además de que sus respuestas no permitieron vislumbrar razón alguna o explicación de las irregularidades económica apreciadas.

CITACIÓN EN EL JUZGADO DE PADRÓN
Los dos querellados fueron citados para que el 26 de noviembre, a las diez de la mañana, acudan a declarar al juzgado padronés y aporten la documentación relacionada con el motivo de la querella criminal.