RIBEIRA – Un rebaja de 600 a 300 euros de una infracción electoral para Ruiz

El BNG de Ribeira difundió a última hora de la tarde de este lunes un documento de la Junta Electoral Central (JEC) de Madrid en relación a la reclamación presentada por los frentistas por entender que el alcalde, Manuel Ruiz, había inaugurado el nuevo edificio de la plaza de abastos en época de elecciones municipales, que mantiene que se cometió la infracción pero le rebaja de 600 a 300 euros la sanción económica impuesta por la Junta Electoral de Zona de Noia. El concejal Luis Pérez Barral señaló que dicho órgano confirma que hubo vulneración de la ley electoral “ao seren rexeitadas as alegacións do rexedor local sobre a inauguración encuberta o mercado municipal. Y precisó que el desarrollo de la Feira da Educación en esas dependencias “supuxo unha difusión dos logros acadados pola corporación municipal” y  que “pretendían inducir el sentido del voto de los electores”. Atendiendo a esas circunstancias y ante su posible impacto en el electorado, la JEC impone la citada sanción, un importe que el BNG ribeirense considera “irrisorio”, pues sostiene que la vulneración de la ley “sae moi barato e entendemos que debería ser unha multa exemplar”. Aún así, los nacionalistas riveirenses subrayan que la sanción “confirma que o PP infrinxiu a lei inaugurando de maneira encuberta o novo mercado para obter réditos electorais e partidistas”, y agrega que la JEC avala que las acciones emprendidas por el BNG fueron las correctas “fronte ao comportamento inmoral do alcalde de Ribeira”. La Junta Electoral Central de Madrid justificó la reducción de la sanción económica que se planteó en la instrucción “a la vista de la entidad de los hechos y del ámbito de difusión de la declaración de Manuel Ruiz”.

En sus alegaciones, el alcalde ribeirense afirmó que no tuvo lugar un acto de inauguración, que no era cierto que la mera celebración de la citada feria en el nuevo mercado municipal suponga en si misma una difusión de los logros de la corporación municipal, que la Feira da Educación fue un acto gestionado por los centros escolares de la localidad, y que su celebración en esas nuevas instalaciones fue necesaria dado que no existía un espacio alternativo en el que celebrarla. Además, Manuel Ruiz negó que se aprovechase la feria para dar a conocer la instalaciones del nuevo mercado y que con ese fin se impidió el acceso a la parte destinada a mercado tradicional, y subrayó que él nunca dijo que las instalaciones fueran fruto de la actividad de su gobierno, ni realizó manifestaciones de contenido político. En resumen, el primer edil ribeirense sostuvo que en todo momento se ha respetado lo recogido en el punto correspondiente de la ley electoral en el que no se consideran incluidas en la prohibición de inauguraciones institucionales por autoridades de ferias “que se celebren de forma regular y periódica en fechas coincidentes con un periodo electoral, siempre que ni en la organización del evento, ni en las intervenciones se contengan  alusiones a las realizaciones o a los logros de las autoridades intervinientes, ni tampoco se induzca, directa o indirectamente, mediata o inmediatamente, el sentido del voto de los electores”.

Pese a esas alegaciones, la Junta Electoral Central sostiene que quedó probado que el alcalde de Ribeira desoyó el requerimiento que se le hizo desde la Junta Electoral de Zona de Noia, mediante un escrito del 23 de abril de 2015, y que acudió a la Feira da Educación donde, “aprovechando las circunstancias de publicidad que rodean este tipo de acontecimientos públicos, difundió entre los vecinos los beneficios del nuevo mercado que se acababa de construir bajo su mandato”, algo que está prohibido por la ley electoral. En este sentido, sus palabra “esta acción servirá para que los ciudadanos puedan conocer una infraestructura que será un referente del municipio como es el mercado” fueron pronunciadas en el curso de la presentación de la feria y que, a juicio de la JEC, comportan una difusión de los logros de la corporación municipal, y que hubo alusiones a logros conseguidos que, de manera directa o indirecta, mediata o inmediata, pretendían inducir el sentido del voto de lso electores”sin que las manifestaciones del alcalde -que fueron publicadas en prensa- puedan considerarse una actuación imprescindible para el correcto desaarrollo de lso servicios públicos”.