RIBEIRA – Renta y alquiler sociales y tarjeta monedero para casos de extrema necesidad

Largo y tendido se lleva hablando en Ribeira de la importancia de atender a las familias en una situación extrema, al no poder afrontar los gastos de primera necesidad. Tras las sucesivas reuniones de los grupos que componen la corporación local, para hacer sus aportaciones a una normativa elaborada por los técnicos del área de Servicios Sociales, se diseñó una ordenanza que regula las medidas de apoyo al Programa Municipal de Inclusión Social, y que puede ser consultada en el apartado “Lexisla con nós” de la sección de Participación Cidadá de la página web del Concello (www.riveira.gal), para que los vecinos hagan sus sugerencias en próximos días.

Este reglamento, estructurado en 37 artículos y que se someterá a su aprobación en el pleno ordinario del próximo lunes, ofrece como una de las novedades más destacadas sobre la que aún está vigente, la creación de una renta social municipal. Esta consiste en una periódica ayuda económica dirigida a atender los gastos asociados a las necesidades básicas y producto de las acciones derivadas del proyecto de integración social. Los destinatarios serán las personas pertenecientes a unidades de convivencia que no dispongan de ingresos suficientes para hacer frente a los gastos de primera necesidad.

También se ofrecen ayudas destinadas a paliar situaciones de emergencia social, con gastos de manutención, alojamiento y suministros básicos, así como mantener la vivienda habitual, para promover la autonomía personal y otros que sean imprescindibles para atender de manera inmediata una carencia urgente. Además, se abre la posibilidad de utilizar tarjetas monedero para gastos de alimentación, higiene, ropa y calzado, y evitar los vales de compra que alguna formaciones, como el BNG, entienden que estigmatizan a los que hacen uso de ellos. Esa ordenanza contempla ayudas para apoyar y fomentar la autonomía personal de personas en situación de dependencia o con diversidad funcional reconocida y otros colectivos en riesgo de exclusión favoreciendo proyectos formativos con fines laborales.

Del mismo modo, el Concello ribeirense desarrollará programas y promoverá la estabilidad de servicio mediante la concesión de subvenciones nominativas a entidades que trabajan en favor de la inclusión social y prevención de la exclusión. Y se promoverán campañas para favorecer el acceso al alquiler social con carácter temporal para aquellas unidades familiares que atraviesan una situación de extrema necesidad. Se trata de cubrir necesidades de forma transitoria que no pueden ser satisfechas por otras prestaciones públicas.