A POBRA – El pleno aprueba, con el voto en contra del PP, hacer una auditoría de las cuentas municipales y de las contrataciones

La corporación municipal pobrense celebró en la noche del jueves un pleno en el que se debatieron un buen número de cuestiones y otras quedaron en el tintero al llegar la medianoche sin completarse el orden del día. Uno de los asuntos más trascendentes que salió adelante, aunque con el voto en contra del PP, fue la realización de una auditoría que proponía el PSOE. Según se acordó, serán los técnicos municipales los que se encargue de esa labor, junto con la labor que desempeña el Consello de Contas. Los populares justificaron su voto precisamente en esas cuestiones, pues apuntaron que no se realizan pagos ni otras cuestiones sin el visto bueno de los funcionarios municipales. Y dijeron que Hacienda controla la economía del Concello con la información que se le manda cada 3 meses.

El alcalde pobrense, Xosé Lois Piñeiro, en respuesta al anterior alcalde, Isaac Maceiras, manifestó ayer que puede que hay obras que no estén consignadas, pero que de ahí a queden facturas por importe de 200.000 euros pendientes de pago hay un abismo, “é una cuestión moi seria”, dijo, pues considera que condiciona el siguiente presupuesto municipal del próximo ejercicio económico, en el que se van a poner a trabajar en los próximos días. Agregó que van a pagar lo justo y razonable.

Y criticó que el anterior gobierno se dedicase a hacer obras en los meses previos a las elecciones  municipales, además de que cree que es “denunciable e ilegal” hacer obras sin asignación presupuestaria. “Poderiamos adoptar medidas contra o concelleiro responsable ou o alcalde”, afirmó el primer edil pobrense, pero a la vez agregó que por ahora no han actuado en ese sentido, pero no descartan emprender aaciones legales si se detectan infracciones flagrantes. Sobre el dinero que pagaron los comensales de la Xuntanza dos Maiores indicó que no acusan de que alguien haya metido dinero en su bolsillo, sino que ese dinero debió de pasar por la tesorería municipal, ´”pois ninguén lle pagou directamente á empresa”. De todas maneras, Piñeiro señaló que todo eso se va a aclarar en la mencionada auditoría.