RIANXO – La Guardia Civil no consigue aclarar lo ocurrido sobre el accidente y desaparición del joven Carlos Ordóñez en la toma de declaración a varios de sus amigos

IMG_20150918_162118

PADRE-CARLOS-ARAÑO

Lo ocurrido en el accidente de tráfico registrado en la madrugada del viernes del Kia Sportage 7961-HLK en una pista del monte de O Araño, y la posterior desaparición de Carlos Ordóñez Burés, de 19 años y vecino de esa parroquia rianxeira, siguen siendo un misterio. Desde que se tuvo conocimiento de la localización del muchacho, los esfuerzos se centran en investigar lo sucedido. La Guardia Civil empezó a tomar declaración a amigos del joven, gracias a los teléfonos que se obtuvieron previamente. Por ahora, ninguno aportó luz en el asunto, ya que de sus manifestaciones se desprende que sólo lo vieron sólo al principio de la noche o ni tan siquiera eso.

Una amiga relató en los primeros momentos de la búsqueda, ante las especulaciones que surgían, que estuvo con Carlos Ordóñez y que lo encontró en perfecto estado, algo que se pudo confirmar en las primeras pruebas de detección de estupefacientes y alcohol que se le practicaron en el Clínico de Santiago, a donde fue trasladado después de su localización. e todos modos, se está a la espera de que se confirme con un segundo análisis. Aún así, algunas personas insistieron en la posibilidad de que las tres personas que supuestamente lo acompañaban en el coche cuando fue visto por una patrulla de la Benemérita pudieron suministrarle alguna sustancia que le perjudicase, y así se encontraría una explicación de que se desviase por esa pista que no lleva a su domicilio. No descartan que fuera otra persona la que condujese y que lo llevase contra su voluntad. De todos modos, sigue cobrando fuerza la línea de investigación que apunta que en el momento del accidente Carlos Ordóñez iba solo en el Kia Sportage.

Por su parte, Carlos Ordóñez, que sufrió la rotura del dedo pulgar de un pie, se recupera en su casa junto a su familia tras la angustia vivida. Su madre manifiesta que quieren olvidar lo ocurrido lo más pronto que sea posible, para volver a la vida normal de la que disfrutaban hasta entonces. Sin embargo, el joven, que reconoce a sus seres queridos y amistades que tiene muchas lagunas sobre lo sucedido tanto en al madrugada del accidente como su posterior desaparición, tendrá que ir recordando poco a poco, pues su testimonio puede ser esencial para aclarar lo que pasó. Desde «loqueyotedigo» le deseamos a este muchacho una pronta recuperación.