RIANXO – La Cofradía de Pescadores reclama 6.000 euros por daños morales al gerente del vivero Punta Capitán, en Abanqueiro

Este miércoles se celebró un acto de conciliación en la que el pósito le pidió una rectificación, pero José Antonio Yáñez se ratificó en sus acusaciones

P18 F1

La Cofradía de Pescadores de Rianxo le reclama una indemnización de 6.000 euros por daños morales, así como una rectificación, por las acusaciones vertidas por el gerente del parque de cultivo Punta Capitán (Abanqueiro-Boiro), José Antonio Yáñez Sanmamed, tanto en una denuncia ante la Guardia Civil y medios de comunicación, en las que les acusaba al pósito de robar almeja de su vivero, ocasionando unos daños por importe de 7.315 euros en relación al marisco supuestamente sustraído. Este miércoles al mediodía se celebró en el juzgado de paz de Boiro un acto de conciliación y que concluyó sin que hubiera avenencia entre las partes, sobre todo porque el representante del citado vivero se ratificó en sus acusaciones, manteniendo su postura de relacionar al pósito rianxeiro con esas posibles irregularidades extractivas y la sustracción de bivalvo.

El patrón mayor de la Cofradía de Rianxo, Miguel Ángel Iglesias, manifestó que ellos defenderán el honor e integridad de la entidad ante ese tipo de acusaciones infundadas. Precisó que, estaría dispuesto a renunciar a la indemnización económica, pero que la rectificación es innegociable. En este sentido, señaló que la postura que mantuvieron en el acto de conciliación fue que se olvidarían de los 6.000 euros siempre y cuando se publique la rectificación solicitada para desmarcar al pósito de cualquier posible comportamiento que pudieran tener algunos particulares, sean o no socios de la Cofradía, y que puedan perjudicar a la buena imagen de la misma. “Démoslle esa oportunidade e non a aceptou, polo que agora acudiremos seguiremos os pasos coa denuncia xudicial”, matizó.

Por su parte, Yáñez Sanmamed mantuvo su postura de que la Cofradía de Pescadores de Rianxo no hizo nada para evitar los daños que sufrió en el vivero Punta Capitán, motivo por el que la responsabiliza de los mismos. Y añadió que la cofradía se niega a pagar los daños de que le acusa dicindo que non se pode ligar o que fan as embarcacións co pósito, e que permitiron que o marisco se vendera na lonxa pese a estar sobre aviso de que o marisco era roubado. Teño testigos do meu parque e tamén da Cofradía”, subrayó. Mientras tanto, desde el pósito rianxeiro señalaron que ellos pueden responder de sus actos, pero nunca de los ajenos “e máxime cando se cometen máis alá do ámbito marítimo territorial que ten asignado en autorización administrativa”, puntualizó Miguel Ángel Iglesias.