RIBEIRA – La Policía Nacional lleva a cabo una redada antidroga en un local hostelero del parque García Bayón tras recibir una filtración sobre un posible delito

Varios efectivos de la comisaría entraron a última hora de la tarde de este jueves al establecimiento pero, al parecer, no encontraron la droga que buscaban

Las personas que se encontraban a última hora de la tarde de ayer en el parque García Bayón y sus inmediaciones fueron testigos de lo que describieron como una redada antidroga en un local hostelero de esa zona. Por el momento no ha trascendido ninguna información oficial al respecto, ni tan siquiera si se trataba de la fase final de una larga investigación. Sin embargo, al parecer, en los últimos días se había tenido conocimiento de una filtración recibida por parte de la Policía Nacional ribeirense en relación a un posible delito de receptación, en el que un conocido delincuente de la zona de Bretal (Olveira) le pudo entregar al responsable de dicho negocio un teléfono móvil, que supuestamente había sustraído, a cambio de un gramo de cocaína. Algunas fuentes indicaron que momentos antes, un coche patrulla y otro de camuflaje de la comisaría de Ribeira persiguieron a un coche, al que acabaron dándole el alto en las inmediaciones de dicho parque, y que le realizaron un registro tanto al conductor como al vehículo.

Minutos después, otros vecinos de la zona advirtieron que, a
continuación, media docena de funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía entraron en un bar y registraron la zona de las botellas, cajones y otros rincones del negocio, pero parece ser que no encontraron nada. Algunos clientes de ese local que habían salido a la terraza para fumar y que intentaron regresar se encontraron con el impedimento por parte de un agente de la unidad judicial. Algunos de esos  testigos manifestaron que les sorprendió la presencia de los efectivos policiales realizando una redada antidroga en ese establecimiento, pues nunca habían detectado nada que les hiciera pensar que allí se pudiera estar vendiendo droga. Sin embargo, parece que las fuerzas de seguridad también pudieran tener algunos indicios al respecto.