RIANXO – La comisión de fiestas de A Guadalupe inspeccionó las bengalas a usar la última noche de celebración para evitar problemas por intoxicación de humo y quemaduras como en 2014

P16 barbanza /

El alcalde de Rianxo, Adolfo Muiños, presidió este jueves una reunión con la comisión de fiestas de A Guadalupe, Policía Local, Guardia Civil, Bomberos de Boiro, Ambulancia, Protección Civil y técnicos municipales para analizar el dispositivo y medidas de seguridad que se adoptarán durante la celebración de homenaje a la Virxe Moreniña. El presidente de la organización de los festejos informó que se realizaron pruebas a las bengalas que se venderán para la última noche y dio explicaciones sobre los requisitos de registro y fabricación exigidos, para evitar que se repitan situaciones como la vivida el año pasado cuando se generó una densa humareda, causando algunas intoxicaciones y quemaduras. Por lo demás, se volverá a habilitar un total de 3.000 plazas de aparcamiento en las zonas del relleno portuario, Punta Fincheira, Rianxiño, la urbanización A Martela, Xogo dos Bolos, Tanxil, Carretera y Terreo. A estas plazas hay que sumar las otras 2.000 habituales para el estacionamiento que ya hay en la villa. La Policía Local tendrá este domingo 20 agentes en tres turnos, y la noche de las bengalas contará con 14, y el refuerzo de 10 guardias civiles.