RIBEIRA – Un coche mata a un caballo y hiere a otro cuando una manada de equinos atravesaba la carretera AC-302, muy cerca de Moldes

P18 F3

Un Renault Clío con placas de matrícula LU-6937-P, conducido por C.C.L., de 40 años y vecino Salmón, en la parroquia ribeirense de Oleiros, sufrió importantes daños materiales al arrollar y matar a un caballo y herir a otro cuando una manada de equinos atravesaba la carretera de titularidad autonómica AC-302, cerca del cruceiro de Moldes. El suceso se registró a las seis y media de la mañana de este martes, instantes después de que un compañero de la descarga del automovilista implicado en el accidente de tráfico alertase de la presencia de esos animales sueltos en la calzada. Pese a que el conductor del coche siniestrado contra los caballos llegó a frenar, no lo hizo con la suficiente antelación, principalmente porque se cruzaron delante de él en un tramo de una curva pronunciada.

Aunque en un primer momento el conductor indicó que se encontraba bien y se le consideró ileso, pasadas tres horas del accidente empezó a manifestar que le dolían las cervicales y que se mareaba. Hasta el lugar se movilizó una patrulla de la Policía Local de Ribeira y una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico, además de vehículo de Grúas Lorenzo, que retiró el coche que obstaculizaba la vía. Al cierre de la edición de este post, el caballo muerto tras ser atropellado permanecía en una tajea de uno de los márgenes de la calzada, un hecho que creó bastante malestar entre los usuarios de la vía y que entendían que la eliminación de sus restos mortales debe hacerse con celeridad posible para evitar problemas de salubridad, entre otras cosas.