RIBEIRA – El Concello embarga a una familia con 10 hijos una cuenta corriente con 386 euros por impagos de recibos

Los Servicios Sociales municipales aseguran que esas personas no acuden a sus oficinas desde hace 14 meses

El Ayuntamiento le envió notificaciones pero, al hacer caso omiso a esos escritos, se vio obligado a retener ese dinero

P18 FU

El Ayuntamiento de Ribeira ha decidido embargar la cuenta corriente bancaria con 386 euros de una familia formada por un matrimonio y diez hijos, ocho de los cuales son menores de edad, por una serie de recibos del agua y basuras impagados. El marido manifestó que después de acudir el lunes por la tarde con la libreta a un cajero para sacar dinero y no poder acceder a él, ayer por l a mañana le confirmaron en la entidad financiera lo antes apuntado, por lo que asegura que fue al Concello a averiguar lo que sucedía y al no lograr lo que pretendía pidió el auxilio de la  plataforma Stop Desahucios de O Barbanza, que hizo público el caso.

Al acudir al cajero, el padre de la citada familia ribeirense quería saber si le habían ingresado el dinero de una ayuda para luego proceder al pago de un recibo de la lu., que reconoce que tienen pendiente de abonar, pues les ha llegado una carta en la que les comunican que de no hacer efectivo su abono les cortarán el suministro eléctrico, así como para comprar algo de comida. Esta persona añadió que la única su situación es muy delicada, pues asegura que no trabajan ni él ni su mujer, aunque ella lo hace de
manera eventual en una conservera cubriendo bajas o vacaciones, por lo que la ayuda que reciben procede, básicamente, de Cáritas Ribeira y de su suegra, “que nos va dando lo que buenamente puede para comprar algo y salir adelante, pero no es suficiente”.

Desde el Concello ribeirense no se ha hecho esperar la respuesta en relación a este caso. En primer lugar, afirman que esa familia lleva del orden de catorce meses sin acudir al área municipal de Servicios Sociales, por lo que si no van a explicarles los problemas que pueden tener no los pueden ayudar. Añadieron que esa famlia tampoco solicitó un aplazamiento o fraccionamiento de los pagos, ni otras fórmulas que le otorguen mayor flexibilidad. Del mismo modo, fuentes municipales precisaron que cuando se producen impagos de recibos se dan una serie de pasos previos antes de llegar al extremo de un embargo, pues en la vía ejecutiva se realizan varias notificaciones por la demora en el abono de cantidades por la prestación de servicios y que al hacer caso omiso a todas ellas, como parece que ha sido en este caso concreto, es cuando se recurre al embargo de las cuentas. Sin embargo, desde el Concello de Ribeira precisaron que hay una serie de ingresos que se hacen en cuenta que son inembargables, como los procedentes de la Renda de Inclusión Social de Galicia (Risga) y el Salario Mínimo Interprofesional, entre otros, pero que sobre estos extremos no han recibido por ahora ninguna advertencia por parte del banco.

Miembros del Ejecutivo local ahondaron aún más en el asunto al indicar que a los ojos de la Administración la ley hay que aplicarla a todos los ciudadanos por igual, y que no puede haber discrecionalidad a la hora de aplicar exenciones a uno si y a otros no. “Se un cidadán ten problemas co pagamento dalgúns recibos polos servizos que se lle prestan o normal é que o comunique ao Concello, puidendo optar por estudar e aplicar as medidas excepcionais que establece a lei”, matizaron desde el equipo de gobierno riveirense.