RIBEIRA – INCENDIO EN CORRUDEDO – Si quereis saber la superficie calcinada en el incendio de este sábado en Teira (Corrubedo) debeis pinchar en este enlace

P17 FU

La redacción de “loqueyotedigo” está en disposición de informar a sus fieles seguidores que la superficie calcinada en el incendio registrado poco antes de las seis y media de la tarde de este sábado en Corrubedo ascendió a 62,7 hectáreas de monte raso y arbolado, afectando al lugar de Teira y el Monte Facho que se extendió ya de madrugada hacia Espiñeirido, llegando incluso hasta la playa de ese lugar. De esta manera, esa cifra se aproxima a la apuntada en una información anterior de este blog, en donde algunas fuentes indicaron que se podrían superar incluso las 60 hectáreas afectadas por las llamas. Sin embargo, desde la Consellería de Medio Rural hablan de una estimación de 35 hectáreas, de las que precisa que 32 son de forestal y 3 de monte raso.

inc1

El fuego ya está controlado desde las once de esta mañana después de que durante la madrugada y en lo que va de domingo estuvieran diversos medios de extinción regando el terreno, una labor en la que prosiguen. En el acumulado se movilizaron un tñécnico, sei agentes y 18 brigadas forestales, 13 motobombas, dos palas bulldozer y dos helicópteros, además de las dotaciones de los parques de Bomberos de Ribeira y Boiro, el GAEM ribeirense, Protección Civil de Boiro y las Policías Local, Nacional y Autonómica.

inc2

Algunos vecinos indicaron que el suelo aún humea en varios puntos, una situación que se podría mantener durante algunos día como consecuencia del incendio y que el terreno aún está caliente como consecuencia de las altas temperaturas que se alcanzaron. Muchos de ellos indicaron que aún tienen en la retina las imágenes de las llamas y el humo acechando el camping y restaurante Valverde y el núcleo de población de Teira, que fueron desalojados por precaución.

inc3

También avanzó por momentos hacia las viviendas de la parte derecha de la carretera de entrada a Corrubedo, en donde los residentes regaron con mangueras y calderos de agua los alrededores de sus propiedades para que no les llegase el fuego. Finalmente no fueron desalojadas, pese a que el humo las cubrió y rodeó.

Anuncios