RIBEIRA – Dos incendios alteran la primera velada de las fiestas del Carmen de Aguiño

Ardieron dos cajas de conexiones eléctricas que daban suministro a las atracciones y los puestos de la feria

P18 F1

DSC_0746

DSC_0783

Aunque el espectáculo de fuegos artificiales no llegará a las fiestas del Carmen de Aguiño hasta esta medianoche, a las 23.30 horas del jueves se pudo ver en su zona portuaria lo más parecido a un anticipo de esa sesión. Empezaron a arder con gran virulencia dos cajas de conexiones eléctricas sujetas a un poste de hormigón que daba suministro a la instalación particular de los puestos y atracciones de feria. Se sospecha que esta incidencia se debió a una posible sobrecarga, aunque esa sólo es una de las hipótesis sobre las que se trabaja. Del mismo modo, empezaron a saltar chispas y a registrarse pequeñas explosiones, que asustaron bastante a quienes disfrutaban
hasta ese momento de las actividades festivas. Esa incidencia provocó que se quedasen sin luz atracciones y puestos ambulantes conectados a esa fase y sólo pudieron seguir funcionando los que contaban con generador, como fueron las orquestas.

Hasta el lugar del suceso se movilizó personal de la empresa Iluminaciones Santiaguesas, que es la encargada de la instalación eléctrica del recinto de las fiestas, que reparó la avería, junto con un operario de mantenimiento de Fenosa, que revisó la instalación después de que los Bomberos del parque de Ribeira apagaron el incendio con dos extintores de dióxido
de carbono. Además se movilizó a las patrullas de las Policías Local y Nacional, que elaboró un informe sobre lo sucedido. La zona del incendio y su entorno más inmediato fue balizada para evitar el paso de la gente mientras se hacían las reparaciones y para evitar daños en caso de que cayeran restos de las cajas quemadas. Durante este suceso se vivieron ciertos momentos de tensión también por el hecho de que entre los afectados parecía encontrarse una empresa de producción de almejas que está enclavada en la zona portuaria, y de la que su dueño se temía que podría haber dañado los motores y consecuentemente que muriera gran cantidad de bivalvo. Se está a la espera de valoración.

Por otro lado, cuando el suministro eléctrico se había repuesto y
parecía regresar la calma, se produjo un nuevo sobresalto en este primera velada. Ocurrió a las cuatro menos cuarto de la madrugada cuando unos chicos que pasaron por el campo de la fiesta observaron que de un puesto de venta de patatas y perritos calientes salía humo. Al parecer, este suceso está vinculado con el ya citado, pues al irse la luz como consecuencia de la avería, y al no haber una previsión de que se restableciera, los vendedores de los puestos decidieron cerrarlos y marcharse. En el que se registró el incendio, había quedó conectada una freidora al quedar sin suministro eléctrico por lo que cuando se restableció el servicio, volvió a funcionar. El aviso de los muchachos y la rápida llegada e intervención de los Bomberos de Ribeira evitaron que los daños fueran mayores, pues de producirse cinco minutos más tarde ahora el puesto estaría reducido a cenizas.