RIBEIRA – Hallan el cadáver de un hombre en una cuneta de la carretera de Xuño a Corrubedo, en Espiñeirido

P19 F2

Dos personas que circulaban este martes al mediodía en una furgoneta por la carretera de titularidad provincial DP-7103 (entre Xuño y Corrubedo) encontraron en una cuneta situada a la altura del kilómetro 6, en las inmediaciones del acceso a la playa de Espiñeirido y a escasos metros del límite del término municipal ribeirense, el cadáver de un hombre de 62 años y vecino de Seráns, en la parroquia sonense de San Pedro de Muro. Se trató de José Antonio Parada Rego que, según algunas fuentes a las que ha tenido acceso “loqueyotedigo” regresaba a su domicilio después de acudir a la farmacia de Corrubedo, además de que solía ir bastante por esa zona a caminar.

Sobre las causas de la muerte, todo apunta a que se debió a causas naturales, posiblemente por un desvanecimiento o infarto, como se constató en el levantamiento del cadáver por parte de la forense. Al lugar del suceso se trasladaron en un primer momento efectivos de la Policía Nacional de Ribeira, pues el aviso hacía referencia a Corrubedo, pero al llegar al punto se comprobó que, por unos metros el lugar donde se encontraba el cadáver era Porto do Son, por lo que fue la Guardia Civil la que se encargó de custodiar el cadáver hasta la llegada de la forense. En un primer momento, acudió una patrulla del destacamento de Padrón y desde las dos de la tarde fueron agentes de la villa sonense los que esperaron a la llegada de la forense, que efectuó el levantamiento del cadáver en torno a las tres de la tarde.

Los restos mortales  de José Antonio Parada Pego fueron trasladados por la funeraria al tanatorio Los Dolores, en Xarás, desde donde este miércoles, a las cinco de la tarde, saldrá el féretro con destino a la iglesia de San Pedro de Muro, en donde a las 17.30 horas comenzará un funeral y, posteriormente, serán enterrados en el cementerio parroquial.