RIBEIRA – Rescatada por socorristas voluntarios una joven de la comarca melidense que no era capaz de regresar a la orilla en la playa de O Vilar

Un socorrista le indica al jefe del GAEM donde tuvo lugar el rescate

Los socorristas regresan de la zona en donde rescataron a la joven

Una joven enfermera de la zona de Melide se llevó en la tarde de este domingo en la playa ribeirense de O Vilar un buen susto del que difícilmente se olvidará. Pasaban unos minutos de las seis y media cuando la muchacha nadaba en una zona de rocas y en la que había algo de oleaje y corrientes. Desde la torre de vigilancia de este arenal, en la que se encontraban desde poco antes e la tres de la tarde tres socorristas voluntarios -les faltaba media hora para acabar su servicio- detectaron que la chica estaba nadando en una zona más alejada de la arena de lo habitual y que parecía encontrase en problemas, como finalmente pudieron comprobar.

El servicio de socorrismo en O Vilar lo formaron tres voluntarios

Dos de esos socorristas, cuyos contratos está previsto que comiencen el 1 de julio, salieron a toda velocidad hacia esa zona de la playa, algo que llamó poderosamente la atención entre los cientos de personas que había en esos momentos en O Vilar. Nada más llegar a la orilla en la zona donde se encontraban los familiares de la joven, que estaban impasibles pues no eran conscientes de la situación de peligro por la que estaba atravesando ella, ya que creían que estaba jugando con las olas, cuando lo que hacía era levantar los brazos como un gesto para pedir ayuda.

La playa de O Vilar registró una gran afluencia de bañistas

Los socorristas se arrojaron al agua y tras nadar del orden de 40 metros pudieron llegar a donde estaba ella, y le facilitaron un floppy para que se agarrase a él y pudiera alcanzar poco a poco la orilla. Al parecer, la muchacha había tragado algo de agua salada y estaba asustada tras haber pasado por una situación de riego de la que nadie era consciente, salvo los voluntarios que la rescataron, tal y como pudo confirmar «loqueyotedigo». Algunos se preguntaban por lo que habría pasado si no llega a ser por ellos, pues nadie más lo había percibido y que afortunadamente estaban allí y la pudieron salvar, pues afirmaban que de no estar ellos allí ahora se podría estar hablando de otro desenlace. Como ya se indicó, todo quedó en un gran susto para la chica, que también tenía una pierna rascada por un lateral, posiblemente al haberse golpeado con las rocas. Inicialmente ´no le dio importancia a como tenía la pierna creyendo que no era nada, pero instantes después acudió al puesto de socorrismo, en donde le pudieron hacer unas curas, para limpiar y desinfectar las heridas.